Harry Styles nunca ha tenido la necesidad de "definir" su sexualidad

Aunque ya ha venido dando algunas pistas a través de su largo historial de romances fallidos, entre los que destacan idilios con estrellas de la talla de Taylor Swift y Kendall Jenner -e incluso una polémica relación con la presentadora Caroline Flack, casi diez años mayor que él-, al cantante Harry Styles nunca se le ha pasado por la cabeza la idea de tener que sincerarse sin restricciones sobre su orientación sexual o aclarar ante la opinión pública aquellos rumores que haya podido generar un asunto tan íntimo y delicado.

"No, la verdad es que nunca he sentido la necesidad de definir mi sexualidad o de ponerle una etiqueta. No creo que sea un tema del que me vea obligado a dar explicaciones porque es muy personal", aseguró en una entrevista al diario The Sun.

No obstante, el ídolo juvenil, que acaba de lanzar su primer disco en solitario, ha sido mucho más explícito a la hora de manifestar que, de momento, disfruta de una apacible etapa en la soltería que no le deja tiempo libre ni para explorar las posibilidades de aquellas aplicaciones móviles que facilitan la búsqueda de pareja.

"No estoy en Tinder, si eso es lo que preguntas. La verdad es que no sé cómo enfocar ese tipo de situaciones, ya que trato de no pensar demasiado y me dejo llevar. No suelo hablar mucho del tema, si te soy sincero", explicó sobre las supuestas estrategias que llevaría a cabo en el hipotético caso de que se animara a intentar conquistar a una chica.

A pesar de la timidez que exuda ahora cada vez que se le pregunta por los aspectos más jugosos de su mundo interior, lo cierto es que a Harry tampoco le ha temblado el pulso a la hora de echar la vista atrás para analizar algunas de sus aventuras amorosas más sonadas que ha protagonizado a lo largo del pasado lustro, eso sí, con la perspectiva y la madurez que le ha brindado el paso del tiempo.

"Simplemente son experiencias que te sirven para aprender, forma parte de ese proceso que tienes que atravesar a medida que te haces mayor. Cuando empezamos [sobre su romance con Caroline, 14 años mayor que él], yo tenía solo 16 años, y sobre este tema puedo decir que me enseñó aquellas cosas que me hacen sentir incómodo. Nunca antes había tenido que dar explicaciones sobre algo así", apuntó al mismo medio antes de desviar la conversación hacia el nerviosismo que le invade ante el notable reto que se desprende de su aventura como solista.

"Estoy muy nervioso, cuando tomas decisiones de este calibre es difícil no ponerse nervioso. Trato de interpretarlo como una buena señal, siendo consciente de la importancia de lo que estoy haciendo. Creo que es positivo hablar de aquello que te molesta o te asusta. Es importante ser sincero y abierto", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes