Harvey Weinstein se disculpa por su comportamiento con Salma Hayek

Desde su retiro en una clínica de rehabilitación de Arizona para lidiar con sus supuestos problemas adicción al sexo, Harvey Weinstein ha roto su silencio para responder a las acusaciones realizadas contra su persona por Salma Hayek, quien hace meses ya relataba el calvario que vivió rodando la película 'Frida' con la productora Miramax de los hermanos Weinstein, para insistir en que sus diferencias creativas fueron principalmente con la directora Julie Taymor.

Aun así, el portavoz del antes poderoso empresario ha querido disculparse en su nombre con la intérprete mexicana por cualquier comportamiento "grosero" que ella se hubiera visto obligada a soportar."Como sucede en cualquier proceso de colaboración, en 'Frida' hubo ciertas diferencias creativas y, en todo caso, estas ayudaron a perfeccionar el proyecto. No resultó un proceso sencillo y el señor Weinstein se disculpa por la forma en que pudo abordar la situación. Espera que todos los involucrados puedan al menos estar de acuerdo en que la película acabó siendo maravillosa", arranca el comunicado emitido por el representante legal de Weinstein, en el que ha pedido perdón por su reacción durante una de las proyecciones iniciales de la cinta, alegando que ese montaje le resultó muy decepcionante.

En unas declaraciones más recientes, Salma explicó en detalle a Oprah Winfrey cómo el productor había amenazado con "matarla y romperle las rodillas", después de que el rechazo constante de la actriz ante sus proposiciones de naturaleza sexual le enfurecieran.

"En cualquier caso, su conflicto era con Julie Taymor, no con la señora Hayek. Él nunca discutió con la señora Hayek en el set y ese comentario no refleja sus sentimientos hacia ella. Y no recuerda haberle dicho algo tan terrible", apunta.Respecto al comportamiento supuestamente inapropiado que habría desplegado en presencia de la intérprete, Weinstein ha contraatacado con 'pruebas' de la estrecha relación que ambos habrían seguido manteniendo tras concluir su trabajo en 'Frida' y que chocaría con el desprecio y miedo que Salma aseguraba sentir contra la persona a la que ha definido como "su monstruo".

"A lo largo de los últimos veinte años, tras el éxito de la película, las hijas de la señora Hayek y el señor Weinstein han jugado juntas en muchas ocasiones y sus respectivas familias han pasado tiempo juntas cuando han coincidido durante sus vacaciones, y los dos han compartido cenas en las que discutieron posibles proyectos y colaboraciones, como que el señor Weinstein distribuyera la película 'Evelyn' de Salma Hayek o una oferta para que ella participara junto a Penelope Cruz en una cinta sobre una dictadura en Sudamérica titulada 'The Lives of Others'", afirma.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes