Heather Mills acusa a periodista de intervención telefónica

LONDRES ( AP). La modelo Heather Mills acusó a un importante periodista de presumir que sus colegas habían intervenido sus mensajes telefónicos, un señalamiento que podría aumentar el escándalo por escuchas telefónicas en Gran Bretaña.

En una entrevista con el programa " Newsnight" de la BBC la ex esposa de Paul McCartney afirmó el miércoles que en 2001 le llamó un integrante destacado del medio editorial que trabajaba para el grupo Trinity Mirror y le dijo que quería hablar sobre una pelea que había tenido con McCartney, quien era entonces su novio.

Según Mills el periodista afirmó: " Tuviste una pelea fuerte con tu novio".

" Yo dije: '¿Cómo puedes saber esto?' Y él comenzó a citar, palabra por palabra, mensajes que tenía en mi máquina".

Mills dijo que cuando acusó al periodista de intervenir su teléfono y amenazó con llamar a la policía, el hombre admitió que la noticia había sido obtenida por medio de espionaje y se comprometió a no publicarla.

Mills dijo el nombre del periodista en su entrevista, pero la BBC lo censuró por motivos legales. Tampoco quedó claro en cuál periódico trabajaba el acusado. Trinity Mirror PLC publica cerca de 165 títulos en el país, incluyendo el diario Daily Mirror, de tendencia izquierdista, su diario hermano Sunday Mirror, y The People, un tabloide deportivo y de celebridades.

Otra cosa que no quedó claro fue por qué hizo Mills sus acusaciones 10 años después del presunto incidente y un mes después de que surgiera el escándalo por escuchas telefónicas que le dio la vuelta al mundo.

Se intentó hablar con Mills para conocer su opinión sin lograr encontrarla. Su oficina dijo que la modelo de 43 años estaba de viaje y no podía ser contactada.

Mills no es la primera persona que acusa al Mirror por escuchas telefónicas. El mes pasado James Hipwell, un ex periodista del Mirror, afirmó que sus colegas solían espiar teléfonos de manera habitual. Pero la credibilidad de Hipwell fue puesta en duda por el hecho de que usó su columna de negocios en el diario para apuntalar acciones que había comprado, para vendarlas después y obtener ganancias, en un ardid financiero por el que fue sentenciado en 2005.

Mills también tiene problemas de credibilidad. Tras su duro divorcio de McCartney, en 2008, el juez en el caso dijo que ella tenía " un carácter explosivo y volátil", además de que tendía a decir cosas falsas. El juez agregó que el testimonio de Mills había sido inconsistente, impreciso y " poco sincero".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada