Herb Trimpe: Necesitamos un héroe espiritual en los cómics

MEXICO (AP). Con su lápiz ayudó a dar vida al temperamental Wolverine, pero el dibujante Herb Trimpe, asegura que los cómics necesitan en estos momentos un súper héroe con una mayor capacidad espiritual.

"Los cómics son ahora más obscuros por que, creo, hay una depresión general en el mundo... Particularmente en Estados Unidos hay un sentimiento general de que no volverá a ser tan bueno como solía ser", dijo Trimpe el viernes en una entrevista con The Associated Press tras inaugurar la Expo Cómic MX.

"Me gustaría ver un héroe de acción que tuviera más conciencia del aspecto interior de la condición humana", agregó.

El ilustrador es uno de los invitados más destacados de la convención que arrancó el viernes y concluirá el domingo.

Para el creativo, que ha estado alejado de este medio en los últimos años, las historietas actuales reflejan a la sociedad, por lo que "introduciría un concepto más budista en el concepto de paz dentro de los cómics".

"No que el personaje se siente y medite todo el día, pero que tuviera un mayor empatía, que entendiera que la gente que hace cosas malas las hace por alguna razón", detalló.

Trimpe, formó parte de una de las eras más prolíficas de la editorial Marvel Comics, donde comenzó trabajando como encargado de la fotocopiadora hasta que el legendario Stan Lee le ofreció dibujar a Hulk.

Considerado una leyenda en el mundo de las historietas, por dibujar por primera vez a Wolverine, el historietista relató que la creación del personaje fue mero azar, pues el mutante sólo tendría una aparición incidental dentro de las páginas de "El Incríble Hulk", título al que dio vida durante ocho años.

"El escritor de Hulk en esa época quería introducir un superhéroe canadiense. No sé si era por mercadotecnia, para incrementar ventas, realmente no sé", relató.

Así, dio origen a un villano originario de Canadá con garras y un traje amarillo con detalles azules, que apareció por vez primera en 1974, en un panel con el que concluía el número 180 de Hulk.

"Cuando apareció por primera vez, no era el villano principal en la historia", dijo, pues simplemente querían dar continuidad al número previo que se desarrollaba en Canadá.

El número siguiente se convertiría en una imagen legendaria, pues mostraba por vez primera al héroe de garras en la portada. Pero fue hasta 1975 cuando Wolverine sería introducido como parte de los X-Men.

"Cuando Wolverine fue introducido en los X-Men su personalidad se volvió un emblema", refirió. "Wolverine es un antihéroe y es un buen tipo, pero las cosas que hace son malas, son cosas que los malos hacen".

Trimpe dijo que no se identificaba con Wolverine como lo hacía con Hulk, y señaló que el éxito del primero llegó "cuando obtuvo una imagen moderna, cuando (el actor australiano) Hugh Jackman interpretó al personaje".

Aunque Trimpe comenzó a trabajar como historietista en búsqueda de una mayor solvencia económica, señaló que precisamente el interés comercial ha representado el mayor golpe al mundo de los cómics.

"(Los nuevos dibujantes) piensan sólo en ventas, en poner el personaje mas veces en una página sin pensar en la historia, porque eso vende", expresó. "Para mi eso compromete la historia y la historia es lo más importante".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada