Herencia de Anna Nicole Smith continúa sin resolverse

LOS ANGELES (AP). El juez de la Corte Suprema Anthony Kennedy desechó la petición de un heredero de Anna Nicole Smith en una lucha por la fortuna de un magnate petrolero texano.

Kennedy rechazó ayer viernes levantar una orden de la corte que prohibe que los herederos de Smith reclamen 88,5 millones de dólares que alguna vez pertenecieron al multimillonario J. Howard Marshall II, quien se casó con Smith un año antes de su muerte en 1995.

El dinero había sido objeto de una larga disputa entre Smith y el hijo menor de Marshall, E. Pierce Marshall. Pero ahora Smith y Marshall están muertos y sus herederos continúan la batalla. Marshall murió en el 2006.

Howard K. Stern, el abogado de Smith que después se convirtió en su novio, le pidió a Kennedy que retirase la orden que fue impuesta por la Corte de Apelaciones del 9no circuito en San Francisco. Stern argumentó que la hija de Smith de 2 años, Dannielynn, es la única beneficiaria del testamento de Smith.

Smith murió por una sobredosis en el 2007. Stern, que dijo ser el padre de la niña hasta que las pruebas de ADN mostraron lo contrario, fue acusado de conspirar para dar a Smith miles de píldoras restringidas antes de su muerte.

Elaine Marshall, la viuda de Pierce Marshall, argumentó que la orden que impide que los beneficiarios de Smith recuperen el dinero debe permanecer mientras la corte de apelaciones trata de resolver el nudo de adjudicaciones de la herencia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes