A Hilaria Baldwin le encanta dar a luz, pero con epidural

La mujer de Alec Baldwin, Hilaria, está ansiosa de dar por fin la bienvenida al mundo a su tercer hijo con el actor -con quien ya tiene a Carmen (3) y Rafa (1)-, en parte porque la perspectiva de dar a luz de nuevo no le preocupa demasiado en lo que respecta al dolor asociado tradicionalmente al parto.

"En un principio quería tener a mis hijos sin anestesia, pero al final acabé teniéndolos a los dos con epidural. Te proporciona el alivio suficiente como para que te sientas feliz y presente en el momento, sin estar atontada. Con Rafa, estuve dilatando durante 15 horas sin nada, y el dolor era extremo. Cuando por fin me pusieron la epidural, de repente estaba sonriendo. Me encanta dar a luz, probablemente por las drogas que me dan", confesó la profesora de yoga a la revista Fit Pregnancy and Baby.

Hilaria conserva una silueta envidiable de la que ha dejado constancia en múltiples ocasiones a través de las redes sociales, para envidia de sus miles de seguidoras. Sin embargo, ella está convencida de que cualquier mujer es capaz de encontrar el tiempo y la fuerza de voluntad necesarias para recuperar la figura tras el parto, siempre y cuando se lo proponga.

"Muchas mujeres tiran la toalla, piensan que como ahora son madres ya nunca más volverán a estar en forma. ¡Eso no es así! En mi opinión, que estemos embarazadas no significa que estemos enfermas. Vamos a intentar ser fuertes y estar en la mejor forma posible", afirmó. En su caso, aunque saldrá de cuentas a finales de año, Hilaria aún es capaz de correr 27 kilómetros a la semana.

"Todavía corro seis kilómetros y medio cuatro veces por semana, aunque planeo pasarme a la natación muy pronto. Voy a clases de barra tres veces a la semana, y hago yoga todos los días. Para mí, todo es parte de un plan para seguir manteniendo una mentalidad saludable".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes