Hilaria Baldwin muestra el "detrás de las cámaras" de una gala de premios

Al margen de que sea la señora de Alec Baldwin, Hilaria Thomas se ha convertido en una sensación de las redes sociales gracias a la forma divertida y sin pretensiones en que comparte su día a día como gurú del yoga y madre de cuatro niños, incluyendo tanto las partes buenas como los momentos no tan idílicos.

Esa sinceridad le ha hecho ganar una legión de más de 400.000 seguidores con los que este lunes quiso compartir todo el proceso de maquillaje y peluquería para prepararse de cara a la gala de los Emmy, al mismo tiempo que su maquillador Victor Henao y ella respondían a las preguntas que le hacían llegar sus fans con su habitual sentido del humor aconsejando, por ejemplo, que la mejor manera de conservar un aspecto juvenil era no tener un montón de críos que agotaran toda su energía.

Y durante todo ese tiempo, la guapa española hizo gala de su capacidad para realizar varias tareas al mismo tiempo: atendiendo a su primogénita Carmen y dándole el pecho a su pequeño Romeo (4 meses).Tras unas horas acicalándose durante las que su marido la acompañó pacientemente -aunque al final ella estuvo lista antes que él, como demostró en esa misma plataforma- Hilaria brilló con luz propia sobre la alfombra de la ceremonia de premios con un impresionante vestido de Badgley Mischka y joyas de Harry Winston.

A lo largo de la gala no se separó de su teléfono para seguir compartiendo algunos momentos desde detrás de las cámaras, incluido su escapada a los camerinos entre bambalinas para sacarse la leche, un proceso que también documento fiel a su filosofía de que deben normalizarse los aspectos más tabús asociados con la maternidad.

Gracias a la sección de Stories de su Instagram, que estuvo muy activa todo este lunes, también ha trascendido que el matrimonio prefirió no acudir a ninguna de las fiestas posteriores a los Emmy y que ya estaba en la cama antes de las diez de la noche.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes