Irina Shayk echa de menos "el jamón" desde que dejó España

Desde que pusiera fin a su relación con el futbolista Cristiano Ronaldo y se afincara en Estados Unidos, cada vez es menos frecuente ver a la supermodelo Irina Shayk en la ciudad de Madrid que le sirvió de hogar durante tantos años, aunque como demostró ayer jueves durante la fiesta por el 20 aniversario de la firma de lencería Intimissimi de la que es imagen, que se celebró en una de las tiendas de la marca en la capital española, la maniquí sigue muy unida al país y sobre todo a su gastronomía.

"España es uno de los países en los que siempre me he sentido bienvenida, desde el primer día. Ocupa un lugar muy especial en mi corazón y adoro el jamón. ¡Oh Dios mío!", aseguró la guapa rusa durante el exclusivo evento.

Lo cierto es que muchos de los reporteros que se dieron cita en el acto estaban mucho más interesados en conocer de su propia boca si eran ciertos los rumores de que estaba esperando su primer hijo con el actor Bradley Cooper, su actual pareja sentimental, pero lejos de contribuir a aclarar la situación, Irina se limitó a recordarles lo siguiente: 'No hablo sobre mi vida privada'.Sin embargo, al mismo tiempo la también aspirante a actriz ha venido recurriendo a sus diversos perfiles en las redes sociales para abordar estas cuestiones tan personales de forma disimulada, ya que la imagen que publicó recientemente en su cuenta de Instagram y que la retrata frente al espejo en ropa interior parece haberle servido como discreta técnica con la que desmentir las teorías que circula sobre ella.

"Estoy muy contenta de poder estar en Madrid para celebrar con toda la familia de Intimissimi su 20 aniversario. Nos vemos muy pronto", reza el mensaje con el que acompañó la foto, compartido solo unas horas antes de presentarse ante los fotógrafos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes