James McAvoy ya no bebe whiskey

ETIQUETAS

El actor James McAvoy ha tomado la decisión de eliminar el whiskey de sus salidas nocturnas para evitar desagradables sorpresas al día siguiente por su culpa de su tendencia a perder los papeles cuando se toma un par de copas de más de la bebida típica de su país natal, Escocia.

"Eso era lo que solía beber, Talisker o Laphroaig. Pero me he dado cuenta de que ya no puedo beber tanto whiskey como antes. Si me tomo más de uno o dos me vuelvo un poco desconfiado, me pongo a la defensiva y tiendo a buscar problemas. Y no me gusta ser así. En realidad, ya casi no bebo. Mi problema es que, si hay [alcohol] en casa, me lo bebo. Soy un consumidor, si lo tengo enfrente me lo bebo. Siempre lo hago... no sé qué significa. De hecho, todavía bebo, y a veces bebo mucho. Pero sencillamente ya no quiero tener alcohol en casa", explica en una entrevista a Mr Porter.

Pero ese no ha sido el único cambio que se ha producido en la vida de McAvoy en los últimos meses. El año pasado se hizo público que el intérprete y su hasta entonces esposa, Anne-Marie Duff -con quien se casó en 2006 tras conocerse rodando la versión británica de la serie 'Shameless'-, habían decidido separarse. Poco dado a hablar de su ámbito privado más que para comentar generalidades, el escocés se ha propuesto no responder de forma directa a ninguna cuestión acerca del final de su matrimonio."Han cambiado muchas cosas", reconoce evasivo.

"Al mismo tiempo, muchas otras siguen igual. Una de ellas es que no hablo de mi vida personal. Cuando estábamos juntos, Anne-Marie y yo nos adheríamos a una política de no hablar del otro en público. Rara vez nos la saltábamos, solo para decir cosas sin importancia, como: 'Sí, este año prepararemos pavo por Navidad'. Y esa misma política sigue en pie. Incluso estando separados, seguimos respetándonos mutuamente y tenemos intención de seguir siéndolo tanto en público como en privado".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada