Jamie Hince no soporta estar lejos de Kate Moss

Los compromisos laborales suponen un problema para Kate Moss y su marido, el guitarrista Jamie Hince, ya que suponen que la pareja tenga que separarse más de lo que le gustaría, una situación a la que se enfrenta a menudo y que el esposo de la supermodelo no puede soportar.

"Mi mujer es como mi compañera de trabajo, y cuando tengo que separarme de ella sufro ansiedad", confesó el músico británico al periódico Daily Mirror.

Hince tiene a su familia como su bien más preciado y por ello sufre las consecuencias de su ausencia cuando se encuentra de gira con su grupo, 'The Kills'.

Pero no solo echa en falta a Kate y a su hija Lila (11), sino también a su perro Archie, a quien considera un miembro más de la unidad familiar.

"Nació en plena campiña italiana. Era casi salvaje. Tendría que haber cogido un perro de un refugio, lo sé, pero Archie nació. Estaba ahí y me necesitaba, así que lo adopté", señaló.

Pero la añoranza no viene sola, en cada uno de sus conciertos, Hince hace frente al fuerte dolor que le provoca una grave lesión en la mano que casi le supone la retirada del mundo de la música.

"Está causando estragos en los otros dedos de mi mano y suele dolerme mucho después de las actuaciones. Esa es la parte que menos me gusta de salir de gira, el dolor físico y separarme de mis seres queridos", afirmó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes