Jenni Rivera: "Mi hijo no es un monstruo"

LOS ANGELES (AP). Jenni Rivera insinuó el miércoles que su hijo de 19 años tuvo relaciones sexuales con una menor por consentimiento mutuo, pero recalcó que él no es ningún "monstruo".

"No está acusado de violación sino de tener sexo con una menor. Tener sexo con una menor significa que lo tuvieron por consentimiento (mutuo)", dijo la estrella de la música regional mexicana al explicar en Los Angeles los cargos que enfrenta su hijo Trinidad Angelo Marín.

Marín se encuentra en libertad bajo fianza tras haber sido arrestado la semana pasada en el condado de Riverside, al este de Los Angeles, por presuntamente tener relaciones sexuales con una joven menor de 18 años, sodomía y copulación oral. La fiscalía aún no ha presentado cargos.

La joven tiene 16 años y sale con Marín desde que ambos se conocieron en la boda de Rivera con el pitcher mexicano Esteban Loaiza, el 9 de septiembre, dijo la intérprete de éxitos como "De contrabando" y "Culpable o inocente".

El supuesto abuso sexual ocurrió el 15 de octubre en Norco, en Riverside, de acuerdo con el alguacil de ese condado.

"Si esto ... Si partes de estas acusaciones son ciertas, lo siento mucho por la víctima y su familia. No es nada de lo que yo ni mi familia se siente orgullosa", apuntó la cantante en una conferencia de prensa de más de una hora en la que lloró varias veces. "Si él llegó a tener sexo con consentimiento o no, él tiene que responsabilizarse por no haberse detenido, si ése es el caso".

Rivera recalcó que ama a su hijo, quien dijo no tiene ningún vicio ni antecedentes penales, y pidió que no lo comparen con su progenitor, Trinidad Marín padre, quien purga una condena de 31 años de prisión por haber abusado sexualmente durante años de una hermana y una de las hijas de la cantante.

Trinidad Angelo Marín nunca creció con su padre, y fue tal el choque psicológico que se llevó a los seis años al enterarse del abuso de su progenitor hacia su hermana y tía, que a partir de entonces decidió llamarse Michael Rivera, aunque todavía no concreta legalmente el cambio de nombre.

"(Michael) no es un monstruo", recalcó Rivera.

La estrella mexicana se encuentra en una situación muy incómoda, pues tiene una imagen en contra del abuso doméstico y sexual, y cuenta con un sinnúmero de seguidoras que la admiran por su postura firme y valiente contra hombres abusivos, tanto en sus canciones como en la vida real.

Trinidad Angelo Marín sigue estudiando para barbero y trabajando de lavaplatos en un restaurante, dijo Rivera. Ha contratado un abogado pero no está viendo a un psicólogo, agregó la cantante sin dar detalles.

Rivera dijo sin dar fechas que se tomará un receso para seguir apoyando a su hijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada