Jennifer Aniston frecuentaba locales de striptease

EEUU (Agencia Showbiz). La carismática intérprete encarna a una bailarina de striptease de nombre Sarah 'Rose' O'Reilly en su última película, 'Somos los Miller', un papel que no le supuso un reto difícil de cumplir ya que solía acudir a locales de striptease cuando era más joven.

"He ido a menudo a clubes de striptease. Con veinte años era toda una fan de estos locales. Además, tuve una magnífica coreógrafa [para la película], Denise Faye, que me enseñó esta preciosa danza. A lo largo de las semanas fui capaz de perfeccionar la técnica", confesó la actriz a la revista Radar del diario The Independent.

Aunque para ella supusiera algo natural, Jennifer reconoció que no fue especialmente cómodo tener que contonear su cuerpo delante de sus compañeros de rodaje.

"La primera vez que entré en el set de rodaje con todo el equipo y tuve que bailar delante de ellos, reconozco que fue un poco intimidante, fue todo un reto. Pero eso es parte de mi trabajo, como dicen, el espectáculo debe continuar", reconoció.

Además de aprender complicados pasos de baile, Jennifer tuvo que someterse a una intensa tabla de ejercicios que acompañó con una estricta dieta para acondicionar su cuerpo.

"Para encarnar a mi personaje tuve que ir a un gimnasio espeluznante, con un entrenador aún más espeluznante que me obligaba a hacer ejercicios espantosos que ni siquiera me atrevo a confesar. Al final me volví muy estricta con la dieta que ingería y con mis rutinas de entrenamiento", admitió la atractiva actriz.

Ahora, Jennifer confiesa que se alegró de que el rodaje terminara, sobre todo porque estaba impaciente por relajarse y dejar de preocuparse por el entrenamiento.

"En cuanto terminé con mi personaje dejé de ir al gimnasio, literalmente. No volví a pisarlo en meses. Estaba tan harta de él que no quería ni hablar de ello", confesó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes