Jennifer Lawrence tiene la vista puesta en el joven actor Timothée Chalamet

Al igual que toda la industria del cine y la mayor parte del mundo, Jennifer Lawrence también ha caído rendida ante el encanto del joven Timothée Chalamet, cuyo curioso nombre -su padre es francés y su madre estadounidense- no ha parado de sonar a lo largo de la temporada de premios gracias a sus papeles en dos de los filmes más celebrados del año: 'Llámame por tu nombre' y 'Ladybird'.

Pese a que ambos vayan a coincidir en la próxima gala de los Óscar, a la que él acude nominado como Mejor Actor por su trabajo en la primera de las dos películas mencionadas y ella en calidad de veterana ganadora, lo cierto es que la actriz no tiene previsto aprovechar uno de los intermedios para abordarle y comenzar a sentarse las bases de lo que podría convertirse en un ilusionante romance debido a la 'juventud' del actor: quien tiene aún solo 22 años.

"Estoy esperando a que se haga un poco mayor, ya sabes", aseguró en tono bromista al portal 'Entertainment Tonight', refiriéndose a la diferencia de edad de cinco años que existe entre Timothée y ella.

"De momento estoy cebándole como a un cerdo camino del matadero y en cuanto cumpla... no sé, los 30, me voy a abalanzar sobre él sin piedad. Es lo bastante mayor para que diga algo así acerca de él, ¿no? ¿Tiene más de 18? Porque imagínate que dijera que es muy atractivo, y luego resultara que tiene 15...".

Para ser completamente justos, el evidente atractivo del intérprete no es lo único que ha conseguido llamar la atención de su compañera de profesión, que se ha sorprendido al descubrir el inmenso talento del que hace gala pese a su relativamente corta experiencia profesional.

"Es que no me había dado cuenta de que era tan joven. ¡Pero díganle que espere! Tiene mucho, mucho talento... y está tremendo".Lo más curioso es que el propio Timothée ha reconocido en alguna que otra ocasión ser un gran admirador de la guapa actriz, a quien ya ha tenido la oportunidad de conocer en persona en los eventos del mundillo pero en cuya presencia sigue sin poder evitar ponerse extremadamente nervioso.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes