Juanes recibe Premio Humanitario en Washington

WASHINGTON(AP). El compositor colombiano Juanes dijo que aceptar un premio humanitario por su trabajo en favor de las víctimas de las minas antipersonales le produce sentimientos encontrados, porque a diario hay vidas afectadas por esos artefactos.

Durante una conferencia de prensa el jueves en la sede de la Organización de los Estados Americanos, el también cantante señaló que estar en Washington para recibir el premio le resultaba un poco extraño, ya que si bien es una enorme felicidad, al mismo tiempo le es difícil aceptar que cualquier campesino en Colombia podría estar pisando una mina terrestre.

El ganador de 17 premios Grammy Latino es la primera persona que recibe el Premio Humanitario, un nuevo galardón otorgado por la Fundación para las Américas, afiliada a la OEA.

Juanes dijo que su fundación ha ayudado a aproximadamente 2.000 víctimas de minas terrestres colocadas en su país en el conflicto de cuatro décadas en el que el ejército choca con rebeldes de izquierda y milicias de derecha. Colombia tiene uno de los índices más altos de lesiones y muertes por minas terrestres en el mundo.

Juanes pidió a Estados Unidos y a la comunidad internacional que ayude a la pacificación de Colombia, al señalar que el pueblo colombiano no ha sentido aún lo que es vivir en una región pacífica.

La "Fundación Mi Sangre" creada por Juanes ha organizado conciertos con el fin de recaudar dinero para civiles y soldados lesionados por explosiones de minas en su patria, y el cantante se ha involucrado en causas en toda Latinoamérica para mejorar la vida de los pobres.

Juanes, quien bebió café junto a líderes de la OEA y otros dignatarios a puertas cerradas, fue tratado como un diplomático de alto rango en el acontecimiento del organismo americano.

Jefes diplomáticos, líderes de la comunidad latinoamericana y otros que fueron invitados a una cena de gala en la que Juanes aceptó el galardón se apresuraron a conocerlo personalmente y a tomarse una fotografía con él.

A pesar de su popularidad entre los líderes, Juanes indicó que no estaba interesado en ingresar a la política y que se unió al activismo social como una forma de ayudar a su país.

"Amo el trabajo social que realizo. Amo el trabajo en mi fundación", señaló el cantante, y dijo que se siente cómodo con la labor que desarrolla. "Es un espacio honesto que me he construido", apuntó. "Política, no".

Ello no lo detuvo para emitir su opinión sobre la elección de Barack Obama a la presidencia, la cual indicó que siguió como un gran partidario.

Dijo sentirse muy contento con el triunfo del presidente electo, el cual consideró como una gran victoria para la democracia, no sólo para Estados Unidos, sino para la comunidad latinoamericana, para la comunidad hispana y para todo el mundo.

Juanes dijo que le gustaría hablar con Obama sobre la ayuda para detener la fabricación de minas y sobre el combate a las drogas.

Incluido en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista TIME, Juanes creó su fundación hace tres años con el fin de ayudar a minimizar el impacto de las minas sobre las víctimas a través de programas educativos para su reintegración social y económica.

El cantante, el artista iberoamericano con más premios Grammy Latino en la historia, se encuentra inmerso en una gira mundial con la que promociona su más reciente álbum, "La vida es un ratico", cuya edición especial salió a la venta esta semana.

La Fundación para las Américas es una organización sin fines de lucro afiliada a la OEA, establecida en 1997 para promover la participación del sector público y privado en proyectos en más de 20 países en Latinoamérica.

Desde 1991 la OEA impulsa el Programa de Acción contra las Minas, que mediante la contribución financiera y técnica de diversos países ha permitido declarar a Costa Rica, Guatemala, Honduras y Surinam países libres de minas terrestres.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada