Juez ordena nuevo juicio en caso Travolta

NASSAU (AP). El juicio de dos personas acusadas de intentar extorsionar a John Travolta tras la muerte de su hijo en las Bahamas terminó siendo anulado luego que un legislador sugirió que el jurado había absuelto a uno de los implicados.

La jueza Anita Allen dijo que a su pesar decidió ordenar un nuevo proceso "por el bien de la justicia" debido a que las declaraciones que dio el político por radio y televisión dieron la impresión de una filtración indebida de la sala del jurado.

"El dilema que enfrentamos es grande", dijo Allen en la corte. "Estoy pecando de cautelosa. La justicia debe ser transparente".

El conductor de ambulancia Tarino Lightbourne y su abogada, la ex senadora Pleasant Bridgewater, fueron acusados de amenazar con divulgar información privada sobre la muerte del hijo de 16 años de Travolta, Jett, el pasado enero en la casa vacacional de la familia en la isla Grand Bahama.

Lightbourne, uno de los paramédicos que atendió a Jett, presuntamente buscó 25 millones de dólares del actor con la ayuda de Bridgewater, quien renunció a su cargo en el Senado de las Bahamas tras su acusación en el caso.

Los jurados estaban aún deliberando cuando el legislador Picewell Forbes dijo a los presentes en una convención del Partido Liberal Progresista que Bridgewater era "una mujer libre". No entró en detalles.

De inmediato, el vicepresidente electo de ese partido, Alex Storr, dijo que Forbes había hecho una declaración inadecuada. Afirmó que la información era incorrecta y que no había sido emitido veredicto alguno. También ofreció disculpas en nombre del partido.

Pero la jueza dijo que la declaración de Forbes no le dejó otra opción que descartar al jurado. No fijó por lo pronto la fecha del nuevo juicio.

El jurado, que deliberó por unas nueve horas, había pasado un mes escuchando declaraciones de testigos que incluyeron a Travolta. Michael Ossi, uno de los abogados del actor, dijo que su cliente cooperaría de cualquier modo posible y que volvería a declarar si fuera necesario.

"Nos comprometemos a seguir adelante y a ver que se haga justicia", declaró Ossi. "Haremos cualquier cosa que la fiscalía nos pida".

Howard Butler, un abogado de Travolta con sede en Florida, remitió cualquier pregunta adicional a un publicista que no respondió de inmediato una solicitud de comentarios.

En sus argumentos de cierre, los abogados de los implicados, que niegan las acusaciones, dijeron a los nueve miembros del jurado que los abogados de Travolta le tendieron una trampa a sus clientes y que las autoridades malinterpretaron sus actos.

El supuesto complot involucra un documento que habría librado de responsabilidad a los paramédicos de haberse negado la familia a trasladar a un hospital en ambulancia a Jett, quien sufrió un ataque de convulsiones mortal en una casa vacacional de la familia el 2 de enero, en la isla Grand Bahama.

Travolta dijo que firmó el documento porque inicialmente pensaba trasladar a su hijo autista a Florida para que recibiera tratamiento. Pero el actor cambió de opinión y el documento no fue necesario.

El astro de Hollywood declaró que Lightbourne lo amenazó con vender historias a los medios de comunicación insinuando que él tenía la culpa de la muerte de su hijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada