Julia Roberts disfruta de la madurez

La actriz Julia Roberts lejos de preocuparse por el paso del tiempo, reconoce que nunca ha sido tan feliz como a partir de los 30 años. La oscarizada intérprete que tiene ahora 46, asegura que ya no tiene las mismas obsesiones que tenía cuando estaba en la veintena."En mis 30, las personas a las que más quería del mundo estaban conmigo. Estaba muy emocionada y no podía entender el tono de condena que se supone que tenía que tener por dejar mi juventud atrás. Desde entonces, mi vida ha sido una bendición. Si hubiera sabido que los 30 iban a ser tan divertidos ¡los hubiera tenido a los 22!", comentó la actriz al periódico The Sun.

Julia Roberts quiere centrarse en su carrera, elegir los mejores papeles que pueda y ser una madre fantástica para sus hijos: los mellizos Hazel y Phinnaeus (9) y Henry (6)."La felicidad adquiere diferentes formas a medida que envejeces, eres más inteligente, tienes más amigos o profundizas más en las relaciones. Lo último que me preocupa es la edad. Trabajo duro en mi profesión y como madre, pero no cuento los años, todos nos hacemos mayores y eso está bien", añadió.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes