Jurado comenzará a deliberar sobre extorsión a Travolta

NASSAU (AP). Los abogados de un chofer de ambulancias y de un ex político indiciados en las Bahamas de tratar de extorsionar a John Travolta por millones de dólares instaron ayer martes al jurado a exonerar a sus clientes y acusaron a los representantes del actor estadounidense de intentar tenderles una trampa.

Los abogados hicieron sus alegatos finales en defensa del paramédico Tarino Lightbourne y del ex senador Pleasant Bridgewater, que se han declarado inocentes. Los fiscales cerraron sus casos el lunes y el jurado de nueve integrantes debe comenzar a deliberar el miércoles.

El abogado de Lightbourne, Carlson Shurland, dijo que el paramédico fue "arrinconado" por los abogados de Travolta. Lightbourne está acusado de amenazar a Travolta con vender información a los medios sobre la muerte del hijo del actor, Jett, en las Bahamas a menos que le pagara 25 millones de dólares.

Los abogados defensores han buscado demostrar que Travolta quería comprar un documento que firmó para librar de responsabilidad a los trabajadores de emergencias médicas en caso de que la familia rechazara una ambulancia para el joven, de 16 años que murió el 2 de enero tras sufrir un ataque de convulsiones.

Travolta, quien no estuvo presente en la audiencia del martes, ha dicho en testimonio durante el juicio que firmó el documento porque tuvo la esperanza de llevar a su hijo a Estados Unidos en avión para que recibiera tratamiento. Sin embargo, la policía dijo que el documento nunca tuvo relevancia porque Jett fue llevado a un hospital local.

Shurland no negó que Lightbourne intentó vender el documento, ya que hay grabaciones de la policía en que negocia con el abogado de Travolta, Michael McDermott, pero negó que fuera una extorsión, ya que dijo que era claramente una transacción de negocios.

"Tarino tenía algo para vender y todos querían comprarlo", dijo Shurland. "Si uno tiene algo que vender y alguien quisiera pagar, uno sería un tonto en no vender. De eso se trata una sociedad libre".

El abogado de Bridgewater, Murrio Ducille, ha intentado mostrar a McDermott como un extranjero "engañoso y astuto" que tenía "el mal en su corazón". Bridgewater está acusado de negociar con los abogados de Travolta en nombre de Lightbourne y también fue grabado en secreto por la policía.

"Esto era una broma para el señor McDermott", dijo Ducille. "Vino a las Bahamas con la única intención de hacer caer a estas personas en una trampa".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada