Jurado listo para deliberar en juicio a Simpson

ETIQUETAS

LAS VEGAS (AP). El abogado de O.J. Simpson dijo al jurado el jueves que el esfuerzo del ex astro del fútbol estadounidense para recuperar sus cosas de manos de dos vendedores de artículos de recuerdo fue un error pero no un delito, e indicó que "ser estúpido y estar frustrado no significa ser un delincuente".

En sus declaraciones finales del juicio, la fiscalía argumentó que Simpson reclutó a un grupo de matones para llevar a cabo un robo y secuestro a mano armada en un hotel de Las Vegas, pero el abogado del ex jugador, Yale Galanter, destacó que su cliente fue víctima de testigos con móviles encubiertos y de policías que querían verlo caer.

Al terminar el día, el jurado recibió órdenes de regresar el viernes por la mañana para comenzar con sus deliberaciones.

El jurado en el juicio a Simpson empezó a escuchar el jueves instrucciones sobre los elementos legales del mismo, luego de que un juez resolvió una serie de desacuerdos sobre su redacción.

Galanter dijo al jurado que el incidente, ocurrido el 13 de septiembre del 2007, se salió de control debido a que el ex acusado Michael McClinton reconoció haber mostrado una arma de fuego durante la discusión.

"Por alguna razón, Michael McClinton toma el control y cuando lo hace, comienza a gritar y a dar órdenes y le dice a la gente que guarde las cosas (de recuerdo) en bolsas. Fue cuando O.J. gritó 'No se lleven nada que no sea mío'".

Simpson asevera que los comerciantes de recuerdo tenían artículos que le habían sido robados.

Galanter, sin embargo, dijo que "hacer esto por uno mismo, entrar en esta habitación, tratar de recuperar propiedad robada, no está bien. Simplemente no lo es, pero el ser estúpido y estar frustrado no lo convierte en un bribón".

El ex astro del fútbol estadounidense y el coacusado Clarence "C.J." Stewart están siendo procesados por cargos de que junto con otros cuatro hombres, retuvieron en un hotel y casino de Las Vegas a dos vendedores de recuerdos deportivos hace casi tres meses, en un intento por recuperar objetos que pertenecían a Simpson.

La jueza del distrito del condado de Clark, Jackie Glass, falló con respecto a la redacción de las instrucciones al jurado, incluyendo lo que tocaba a la definición de robo. Su decisión puso fin a horas de disputas a puerta cerrada entre la defensa y los fiscales, ocurridas la tarde del miércoles y la mañana del jueves.

El panel consiste de nueve mujeres y tres hombres. No tiene miembros de raza negra, pero incluye a dos personas que se identificaron a sí mismas como hispanos, dijo el vocero de la corte, Michael Sommermeyer. Los cuestionarios para la elección del jurado no han sido hechos públicos.

Simpson y Stewart, ambos afroestadounidenses, no declararon ante los fiscales, y la defensa terminó la presentación de su caso el miércoles, luego de una disputa de último minuto sobre las declaraciones de un testigo que amenazaba con descarrilar el proceso iniciado hace más de dos semanas.

Cada uno de los acusados se ha declarado inocente de 12 cargos, entre ellos asociación delictuosa, asalto con arma mortal, robo y coerción. Enfrentan hasta cinco años de prisión si son encontrados culpables de secuestro o una pena no especificada de cárcel si son declarados culpables de robo a mano armada.

Simpson fue exculpado en 1995 en Los Angeles de cargos por el asesinato de su ex esposa y un amigo. Luego fue encontrado responsable de sus muertes en un proceso civil.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada