Justin Bieber está "muy preocupado" por el estado emocional de su ex Selena Gomez

Puede que el cantante Justin Bieber se encuentre estos días muy ocupado con los preparativos de esa esperada ceremonia con la que pondrá el broche de oro a su historia de amor con la modelo Hailey Baldwin, con quien ya estaría casado tras un breve paso de ambos por un registro civil de Nueva York, pero lo cierto es que a día de hoy el astro del pop también está dedicando buena parte de su tiempo a informarse debidamente de los progresos que está haciendo su exnovia Selena Gomez tras su sorprendente ingreso de la semana pasada en un centro psiquiátrico.

"Selena fue el primer gran amor de su vida, y aunque los dos eran muy jóvenes e ingenuos y se pasaban largas temporadas separados debido a sus respectivos viajes de trabajo, y a su condición de estrellas de la música, Justin aprendió mucho de ella y la tiene en alta estima. Está muy preocupado por ella y la noticia de su internamiento le ha dejado muy entristecido.

Ella sigue siendo parte de su vida y de sus recuerdos, y solo le desea felicidad y mucha salud", ha explicado una fuente a la revista People.Como informaban varios medios estadounidenses en su momento, la antigua estrella Disney no se lo había pensado dos veces antes de solicitar su entrada en la citada institución para poder lidiar debidamente con la profunda depresión y la ansiedad que había venido experimentando tras dos recientes ingresos hospitalarios, ligados estos a los niveles "alarmantemente bajos" de glóbulos blancos que presentaba como consecuencia de la enfermedad de Lupus que padece.

Los mismos informantes aseguran que el astro del pop no ha podido ponerse directamente en contacto con Selena, aunque ha estado recabando información sobre su estado a través de algunos amigos en común e incluso familiares de su expareja. Y al margen de que la intérprete haya estado experimentando cierta mejoría desde su ingreso de la semana pasada, como apuntaban miembros de su entorno, Justin sigue "devastado" ante las graves secuelas que le está dejando a la cantante su dura batalla contra la enfermedad.

"Justin quedó devastado cuando se enteró de lo ocurrido y durante varios días ha estado bastante apático y alicaído. Hailey le hace súper feliz, de eso no cabe duda, pero le gustaría que Selena pudiera disfrutar también de una felicidad como la suya", ha indicado el confidente antes de desmentir, por otro lado, los rumores que aseguraban que las lágrimas que vertía Justin hace unos días cuando fue captado por unos paparazzi estaban relacionadas con los contratiempos vividos por Selena.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes