Justin Bieber quiere comportarse 'como un rapero'

El ídolo juvenil acaparó buena parte de los titulares de la prensa mundial la semana pasada al ser arrestado en Miami por consumo de estupefacientes y por participar en una carrera ilegal de coches bajo los efectos de los narcóticos, una decisión que no solo se entiende por su tendencia a protagonizar escándalos ante la opinión pública, como explica la modelo Milyn Jensen -quien asegura ser su expareja-, sino también por su deseo de transgredir todo tipo de reglas.

"Justin se ha rodeado en los últimos años de una serie de personas que no son buenas para él. Está cansado de ser la típica estrella del pop y quiere demostrar a todo el mundo que ya es un hombre, y uno muy rebelde. Por eso la mayoría de sus amistades hoy en día son raperos, porque quiere comportarse como uno de ellos. Cree que gente como Lil Wayne se ha hecho respetar ante el mundo al generar escándalos y demostrar que no le teme a nada", explicó la joven maniquí al diario The Sun.Aunque Justin Bieber nunca confirmó la supuesta relación que le habría unido a Mylin Jensen -con quien podría haber mantenido un breve idilio antes de romper con Selena Gomez- tan reveladora fuente está convencida de que nadie de su círculo cercano es capaz de convencer al canadiense de que vuelva a ser el que era y, menos aún, de que deje atrás una adicción a la marihuana que ella atribuye a "sus malas compañías".

"Justin no pasa un solo día sin fumar la marihuana que le proporcionan sus amigos Lil Za y Lil Twist [dos polémicos raperos de edades similares]. Está desarrollando una adicción muy peligrosa que incluso le ha cambiado el carácter. Desde que se junta con tan malas compañías, su actitud se ha vuelto muy impredecible y, sobre todo, ha encontrado cierto gusto en molestar e intimidar a todos los que le rodean", añadió la misma confidente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes