Kanye West: 'La gente no acepta una relación interracial'

Aunque su apabullante seguridad en sí mismo pueda parecer fruto de un ego descomunal, lo cierto es que el cantante Kanye West es consciente de las numerosas críticas que despierta su estilo de vida, sobre todo en lo tocante a su "relación interracial" con su esposa Kim Kardashian.

Sin embargo, el rapero considera que es necesario saber aceptar los "azotes" de la opinión pública cuando se está en una posición como la suya ya que, desde su punto de vista, el rechazo que provoca su figura proviene en la mayoría de las ocasiones de la ignorancia.

"Yo no me dedico a escribir libros de autoayuda ni nada de eso pero tienes que ser capaz de asumir el azote de los que no te entienden. Después de dos años conviviendo con que la gente no sea capaz de aceptar una relación interracial, dos años en los que la gente no ha entendido la idea de que el mundo del arte se ha mezclado con el mundo del pop, tienes que aceptar los golpes y ser capaz de nadar a contracorriente", aseguró la estrella de la música durante su paso por el Festival de Cannes Lions.

Sin embargo, para Kanye -padre de una niña de 12 meses, North, con Kim- merece la pena tener que enfrentarse a diario a las críticas con tal de poder ser fiel a su visión personal de la creatividad, aunque en muchas ocasiones eso le perjudique personalmente o llegue a afectar a su vida privada.

"En la mayoría de las ocasiones recibo una reacción muy negativa por parte de la gente cuando digo que soy capaz de hacer tal o cual cosa. Pero siento que pertenezco al grupo de los creativos que pelean con uñas y dientes porque sabemos que nuestras ideas son más importantes que nuestro propio bienestar. Así que muchas veces digo cosas que no me benefician personalmente, pero la verdad es que crear algo únicamente porque es bueno para uno mismo es muy egoísta, ya que estarías creando para mejorar tu vida en vez de la de los demás", añadió.

En el plano personal, Kanye encuentra la inspiración para seguir adelante en los legendarios boxeadores Floyd Mayweather y Muhammad Ali, con quienes no duda en compararse por la manera en que, al igual que ellos, consigue seguir siendo el mejor en su campo pese a todas las dificultades que enfrenta cada día.

"Es cierto que recibo muchos golpes pero no importa porque a cambio consigo crear. Tienes que saber que, si quieres ser un boxeador, van a romperte la cara muy a menudo pero, con suerte, al final puedes acabar siendo Mayweather o Alí", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes