Kanye West quiere identificar a sospechosos del atraco a Kim Kardashian

El rapero Kanye West podría acompañar a su no menos famosa esposa, Kim Kardashian, durante el proceso de identificación de los individuos que la asaltaron el pasado mes de octubre mientras descansaba plácidamente en su habitación de un lujoso apartamento de París, llevándose posteriormente joyas valoradas en unos nueve millones de euros, así como otros objetos de valor.

Teniendo en cuenta que la estrella televisiva aún sufre las secuelas emocionales de tan dramático suceso, el músico se habría propuesto apoyarla personalmente ante tan desagradable tarea y, de paso, aprovechar su presencia para encararse con los sospechosos y reprenderles por su conducta.

"Puede que a Kim le aterre la idea de tener que enfrentarse una vez más a la gente que la maniató y robó, pero está claro que a Kanye no. Él quiere estar también en París cuando tenga que llevarse a cabo la identificación de los sospechosos, mirarles a la cara y darles una lección sobre las consecuencias de aterrorizar a su mujer. Tiene mucho que decirles", revela una fuente al portal Hollywood Life.

De la misma forma, el artista habría dejado entrever a sus más allegados que tratará de estar presente también en el juicio del que espera sirva, en el caso de confirmarse la culpabilidad de los cuatro individuos que actualmente se encuentran bajo custodia policial, para ponerles entre rejas durante "unos cuantos años".

"Kanye no sabe mucho sobre cómo funcionan las leyes en Francia, pero le encantaría poder ver con sus propios ojos cómo el juez golpea su mesa con el mazo para condenar a esos desalmados a unos cuantos años entre rejas. Se habrá hecho justicia", asegura el mismo informante.

Por el momento cuatro son los imputados que se enfrentarán a diversos cargos relacionados con el asalto al que fue sometida la más famosa del clan Kardashian: Eunice A. (63) y Florus H. (44) han sido acusados de conspiración, robo, secuestro y reclusión forzada, mientras que otro hombre de 64 años deberá responder ante los delitos de conspiración y asistencia en la reventa de toda la joyería robada.

Por último, Gary M. -hermano del chófer que Kim utilizó para sus desplazamientos por la capital francesa- fue acusado de contribuir a la operación criminal en todas sus fases, justo después de haber prestado declaración ante el juez, dejando sin validez su anterior puesta en libertad sin cargos.

Kingsman: El círculo dorado - Trailer

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes