Kanye West teme por la seguridad de su hija

Aunque se sabía de antemano que se trataría de una de las bodas más mediáticas del año, el fastuoso enlace de Kanye West y Kim Kardashian ha terminado por convertirse en un motivo de discordia entre la pareja en lo tocante a la seguridad de su hija North, ya que el rapero considera que la pequeña estuvo demasiado expuesta durante su paso por París y está decidido a aumentar las medidas de seguridad para velar por ella.

"Kim y Kanye no han parado de discutir últimamente por lo expuesta que estuvo North durante su boda. A él le resultó muy frustrante que el bebé apareciese tantas veces en público, y ahora que todas las celebraciones han concluido, quiere asegurarse de que está lo suficientemente protegida", aseguró una fuente al portal RadarOnline.com.Durante el periplo europeo del clan Kardashian, el rapero fue acusado en varias ocasiones de querer controlar todos los aspectos de las apariciones de North ante la prensa, pero ahora los más allegados a la pareja aseguran que su actitud se debía a la genuina preocupación que le despierta el hecho de que los movimientos de la pequeña sean registrados a todas horas.

"Kanye no está tratando de controlar una supuesta agenda mediática de North. Tiene realmente miedo por su seguridad, y no quiere que la gente sea capaz de seguir todos y cada uno de sus movimientos, y que sean capaces de saber dónde se encuentra en todo momento", declaró.Así que Kanye ha decidido atajar el problema de raíz pidiendo consejo a quienes sabe que han vivido una situación similar, por lo que no ha dudado a la hora de tirar de agenda para preguntar a otros padres famosos cómo protegen a sus retoños."Ahora se ha centrado en hablar con otra gente que también es rica y famosa, para ver cómo mantienen a sus hijos a salvo y averiguar qué otras medidas de precaución podría adoptar su equipo. No está dispuesto a correr ningún riesgo", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes