Keira Knightley reconoce su nula capacidad para la música

El talento musical no parece encontrarse entre los numerosos dones de la actriz Keira Knightley, una certeza que la joven ha tenido que aprender de la manera más dura mientras preparaba su última película, a través de una serie de catastróficas lecciones de guitarra junto a su marido, el músico y vocalista del grupo The Klaxons James Righton, durante las que a punto estuvo de matar a su sufrido profesor.

"No fue nada divertido, casi le mato. No es una buena idea que tu esposo te enseñe a tocar un instrumento musical, de hecho, es una idea horrible. Lo cierto es que me pregunto si alguien habrá matado alguna vez con una guitarra. En realidad sí que aprendí a tocar la guitarra, pero cantar al mismo tiempo está fuera de mis posibilidades", aseguró a la revista HELLO!Aunque no se tratase precisamente de un aprendizaje sencillo, Keira consiguió asimilar los conocimientos suficientes para poder encarnar al personaje de Greta -una joven cantautora- en la película 'Begin Again', un papel al que ha sido capaz de enfrentarse pese a su autoreconocida ignorancia en todo lo tocante a la música.

"Casi nunca escucho música. Si una canción está sonando en una habitación, ni siquiera me doy cuenta. No tengo ese tipo de cerebro. Y esa es una de las razones por las que me interesé en hacer esta película en un principio. Estoy casada con un músico, mis mejores amigos están obsesionados con la música, mi hermano estuvo en varios grupos; es algo que me rodea completamente, pero que nunca me he esforzado en comprender", confesó la intérprete británica, para apuntar justo después: "Si estoy muy borracha, sí que bailo, pero sigo sin tener ni idea de qué estoy escuchando".

Sin embargo, Keira no era la única nerviosa por tener que enfrentarse a una disciplina prácticamente desconocida durante el rodaje de la película. Su compañero de reparto y líder del grupo Maroon 5, Adam Levine, tampoco era capaz de relajarse, en su caso, por el temor que le provocaba participar en un largometraje con su relativa poca experiencia en el mundo de la actuación, un temor completamente infundado desde el punto de vista de la actriz.

"Adam no paraba de decir que estaba nervioso, pero no puedo ni siquiera imaginármelo. Tiene una confianza en sí mismo maravillosa, es un artista nato", aseguró.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes