Kelly Osbourne se encuentra "sana y feliz" en su segundo año de sobriedad

La estrella televisiva Kelly Osbourne, hija del roquero Ozzy Osbourne y su no menos famosa esposa Sharon, no ha tenido reparo en echar la vista atrás durante su última aparición televisiva para rememorar una de las etapas más duras de su vida a todos los niveles, la que coincidió con el punto álgido de su adicción al alcohol y las drogas.

Con la perspectiva que aporta el paso del tiempo y la claridad mental de la que vuelve a disfrutar a día de hoy, la socialité ha asegurado no entender por qué no recurrió antes a la ayuda profesional en vista del cambio tan profundo y positivo que experimentó al dejar de consumir tales sustancias.

"Me encuentro feliz y sana, en un momento fenomenal. Pronto cumpliré dos años de sobriedad, algo que ha transformado por completo mi vida. En esa época pensaba que no podía hacer absolutamente nada si no estaba bebida o bajo los efectos de otra cosa. Me daba miedo todo y dejé que me arrebatara lo mejor de mí y de mi vida", se ha sincerado a su paso por el programa de la televisión británica Lorraine, antes de incidir en el efecto reparador que su lucha contra la dependencia ha tenido en su autoestima.

"Ahora soy consciente de que no necesitaba nada de eso y, de hecho, estoy mucho mejor que antes a nivel físico y mental... Ahora evito que mi vida se vea consumida por el drama y he aceptado con naturalidad que no soy perfecta, que no lo voy a ser nunca y que tampoco necesito serlo", ha añadido sobre la presión a la que ella misma se sometía en el pasado.

El pasado mes de agosto, precisamente cuando se cumplió el primer aniversario de la decisión tan sensata que había tomado, Kelly Osbourne se dirigió a todos sus seguidores de las redes sociales para dejar bien claro que el camino no le estaba resultando en absoluto fácil y que, si no fuera por la fuerza de voluntad que había desplegado en los momentos más duros, habría vuelto rápidamente a la casilla de salida.

"El año pasado fue uno de los más difíciles de mi existencia y creo que es justo que lo comparta con vosotros. Mi vida se volvió tan oscura, que perdí toda esperanza y me abandoné por completo. No era capaz de operar en mi día a día a menos que me medicara, y eso me llevó a perder la perspectiva de lo que de verdad necesitaba para salir del atolladero. Hasta que la recuperé", confesaba en una extensa publicación de Instagram.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes