Kevin Hart se resiste a tener un cuarto hijo

El actor Kevin Hart ha puesto de manifiesto en innumerables ocasiones que su faceta como padre de tres hijos -Heaven (13), Hendrix (10) y Kenzo (ocho meses)- es indudablemente la principal fuente de satisfacciones que recibe en su vida diaria, superando con creces a su exitosa carrera interpretativa y a sus apariciones cada vez más esporádicas en la escena de los monólogos de comedia con los que se convirtió en toda una estrella.

Sin embargo, y teniendo en cuenta que ya cuenta con una familia numerosa -sus dos vástagos mayores son fruto de su extinto matrimonio con Torrei Hart, mientras que el benjamín de la casa es el primer retoño de su actual vida en común con Eniko Parrish-, resulta comprensible que el intérprete no esté demasiado por la labor de repetir experiencia en la paternidad, aunque por otro lado tampoco se ha atrevido a descartarlo por completo.

"No lo sé, la verdad, he pensado sobre el tema pero no estoy seguro. Tener tres niños es maravilloso, pero cuatro complicaría mucho las cosas. De hecho, ya me resulta difícil escaparme de casa ahora y la verdad es que mi hogar es muy ruidoso", ha asegurado el extrovertido artista en conversación con el portal de noticias 'Extra'.En cualquier caso, al artista se le ilumina la cara cada vez que se le pregunta sobre los progresos que ha venido haciendo el pequeño Kenzo desde que llegara al mundo el pasado mes de diciembre, hasta el punto de presumir con orgullo y un evidente entusiasmo paternal de los estrechos lazos que le unen ya al más joven de sus vástagos.

"Ya dice papá, ¡y eso es todo lo que necesito! Es un bebé muy activo, se pasa el día dando tumbos por la casa, cayéndose y levantándose. Yo le dejo que experimente sin restricciones, porque así aprende antes. Es muy gracioso, me río mucho con él", ha asegurado en la misma entrevista para, a continuación, defender su supuesto derecho a que, en el marco de su tercera paternidad, sea su esposa la que cambie la mayoría de los pañales de Kenzo.

"Este es el primer bebé que tiene mi mujer, así que le digo que ahora es su turno. Yo solía ser una máquina de cambiar pañales con mis dos hijos mayores, pero ahora he reducido un poco el ritmo, y aun así ya he cambiado unos cuantos", ha manifestado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes