Kristen Bell prefiere que sus hijas vean documentales en lugar de dibujos animados

La actriz Kristen Bell y su marido Dax Shepard parecen haber logrado lo que para otros muchos padres resulta una tarea casi imposible: que sus hijas Lincoln (4) y Delta (3) prefieran visionar edificantes documentales sobre la flora y la fauna salvaje en lugar de pasarse las horas muertas delante de una sucesión aparentemente infinita de dibujos animados.

Tanto es así, que una de las actividades favoritas de la familia al completo pasa ahora por congregarse todos frente a la pantalla para admirar las maravillas del medio natural en todo su esplendor.

"Nos encanta ver documentales de naturaleza y a mis hijas les gustan particularmente los programas de David Attenborough [el divulgador más veterano y famoso de la televisión]. En ocasiones les dejamos ver dibujos animados durante el fin de semana, pero sobre todo nos juntamos los cuatro para ver documentales y hablar luego de los animales que aparecen", ha revelado la protagonista de 'Frozen' en conversación con Entertainment Tonight.

"No paran de pedirnos que paremos la imagen para poder tomar fotos de los animales. Y luego utilizan la imagen para dibujarlos, así que es genial", ha añadido orgullosa.Además de inculcarles a través de la pequeña pantalla la importancia de cuidar el medio ambiente y a las criaturas que ahí habitan a través de la pequeña pantalla, los dos intérpretes también han querido asegurarse de que sus niñas desarrollan desde una edad temprana aquellas habilidades emocionales que les sirvan, por un lado, para solidarizarse con los demás y, por el otro, para confiar siempre en sus posibilidades.

"Las llevamos a una escuela donde prima la educación en valores y la inteligencia emocional. Por ejemplo, cuando discuten y acaban llegando a las manos, algo que ocurre con frecuencia porque están en una edad complicada, se les enseña tanto a exigir respeto al otro como a ser respetuosos con los demás", ha explicado en la misma conversación, antes de revelar que los cuentos e historias infantiles que se les proporciona a sus retoños también ponen el acento en la igualdad entre hombres y mujeres.

"Quizá el efecto sea mínimo, pero me pregunto a veces que por qué nunca llegamos a conocer realmente a la princesa que se casa con el príncipe y por qué no se le pregunta directamente a ella si le apetece casarse. Sinceramente, creo que sería una manera ideal de transmitirles la idea de que tienen que ser independientes", ha reflexionado sobre el papel que han jugado tradicionalmente las 'damiselas en apuros' de los cuentos clásicos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes