Kurt Russell ya ha dado el 'visto bueno' al nuevo novio de Kate Hudson

Teniendo en cuenta que Kate Hudson es una mujer de 38 años con la cabeza bien amueblada y una larga experiencia vital a sus espaldas, además de ser madre de dos hijos -Ryder (13) y Bingham (5)-, resulta lógico que a estas alturas la intérprete no busque el beneplácito de sus progenitores cada vez que inicia una nueva aventura sentimental.

No obstante, en cualquier caso su famoso padrastro, el actor Kurt Russell, quien mantiene una sólida relación de tres décadas con su madre Goldie Hawn, no ha dudado en dar oficialmente su "visto bueno" al último novio de la actriz, el músico Danny Fujikawa, para escenificar una vez más la buena sintonía que con ella ha mantenido siempre a lo largo de los años.

"Danny es un buen chico, de eso estoy seguro. Sí, me cae muy bien, aunque la verdad es que yo siempre le he dado el visto bueno a todos los chicos que traía a casa. Y ese es un gran tipo, una persona muy especial", aseguró el intérprete de 66 años en conversación con el portal de noticias ET Online.

Aunque la propia progenitora de Kate no se ha pronunciado todavía sobre la imagen que a día de hoy tiene sobre Danny Fujikawa, es poco probable que la opinión de la veterana intérprete diste demasiado de la que ya ha expresado su compañero sentimental -con el que de momento se niega a pasar por el altar-, sobre todo porque la nueva pareja acudió este miércoles sonriente y de la mano al estreno en Los Ángeles de la nueva comedia protagonizada por Goldie Hawn y la humorista Amy Schumer, 'Snatched', y no dudó en posar junto a las dos estrellas de la noche para proyectar ante los fotógrafos la complicidad que define la relación entre madre e hija.

Al margen de su decisión de aprovechar semejante ocasión para presentar en sociedad a su nueva pareja, lo cierto es que Kate Hudson ha tratado en los últimos años de desviar la atención -en la medida de lo posible- de su azarosa trayectoria amorosa, una actitud que no se explica tanto con su necesidad de proteger su privacidad personal, sino con su deseo de garantizar en todo momento el bienestar emocional de sus hijos.

"El verdadero motivo por el que he dejado de hablar sobre estos asuntos es básicamente el que tengo hijos. La gente suele decir que es sano hablar abiertamente sobre ese tipo de experiencias, pero yo tengo un adolescente que sabe leer, que sabe escuchar, y no quiero dar lugar a malentendidos. No quiero revelar la identidad de las personas con las que salgo hasta que encuentre a alguien a quien pueda presentar primero a mis hijos", reflexionaba en una entrevista a People.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes