Lena Dunham se ha sometido a una histerectomía

Fiel a su política de mantener a sus fans al corriente de la evolución de sus problemas de salud, la actriz y guionista Lena Dunham ha revelado ahora que, tras años lidiando con las complicaciones derivadas de la endometriosis que padece y enfrentándose a un número de intervenciones quirúrgicas que ya superaba las dos cifras, recientemente decidió someterse a una histerectomía total, que consiste en la extirpación del útero y del cérvix.

"Puede que antes sintiera que no me quedaban más opciones, pero ahora sé que sí las tengo. Pronto empezaré a explorar si a mis ovarios, que permanecen dentro de mí en algún lugar entre mis órganos y cicatrices, les quedan óvulos. Y la adopción es otra posibilidad que perseguiré con todas mis fuerzas", explica la intérprete en un artículo escrito para el número de marzo de la revista Vogue.

El año pasado, tras una estancia más en el hospital y otra operación, la artista declaraba feliz que por fin había conseguido 'librarse' de su endometriosis -una condición que provoca el crecimiento del tejido de la cara interna del útero fuera del mismo-, pero apenas unos meses después se veía obligada a ingresar de emergencia tras abandonar a la carrera la gala del Met debido a nuevos síntomas.

La falta de éxito de todos los tratamientos a los que se sometió Lena Dunham -incluyendo terapia hormonal, acupuntura, terapia para el suelo pélvico o cromoterapia entre otras muchas- y el dolor crónico que padecía han sido finalmente los principales factores de peso para hacerle decantarse por la histerectomía como la solución definitiva.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes