Lewis Hamilton culpa a la Fórmula 1 de convertirle en un "aburrido"


Pese a que Lewis Hamilton nunca se ha caracterizado precisamente por ser uno de los pilotos más discretos de la Fórmula 1, debido a su perfil más cercano al de una estrella del mundo del entretenimiento que al de un respetado deportista de élite, él insiste en que su carrera profesional le ha obligado a renunciar a muchos de los placeres de la vida por el bien de su imagen pública.

"Existe un prototipo muy concreto de lo que debe ser un piloto que alguien inventó. Tienes que ser muy cuadriculado y encajar en un estereotipo muy concentro y resulta jodi**mente aburrido. Ahora siento que me robaron la oportunidad de crecer de forma natural. No tuve la oportunidad de pasar tiempo con mis amigos. Siempre estaba compitiendo, trabajando, siempre serio", confiesa Lewis en una entrevista a la edición australiana de la revista Men's Health.

Sin embargo, cualquier tipo de control que pudieran ejercer terceras personas sobre su comportamiento en el pasado no ha sobrevivido al paso del tiempo. Ahora Lewis no duda en aprovechar su popularidad para perseguir sus sueños lejos de los circuitos, que incluyen conseguir labrarse algún día un nombre en el mundo de la música.

"Quiero experimentarlo todo. Si se me da la oportunidad de estar en un estudio de grabación junto a Jay Z y Pharrell, ¿voy a aprovecharla? Claro que sí, j*der".

Los intereses de Lewis no acaban en la industria discográfica. El piloto también ha dejado claro en varias ocasiones su interés por llevar su trayectoria vital a la gran pantalla en forma de un biopic que, cómo no, esperaría protagonizar él mismo. El argumento de este filme giraría en torno a su ascenso al Olimpo de la Fórmula 1, convirtiéndose en tres veces campeón del mundo, desde sus orígenes humildes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes