El secreto de Liam Gallagher para seguir siendo un fiestero pasados los cuarenta

No es ningún secreto que con el paso del tiempo las resacas dejan de ser una ligera molestia mañanera para convertirse en un tormento que puede durar varios días; lo que sí resulta más misterioso es cómo los viejos roqueros pueden mantener su ritmo de vida repleto de excesos según van cumpliendo años.

En el caso de Liam Gallagher, a sus 45 años sigue siendo un habitual de la escena nocturna a diferencia de su hermano mayor, Noel, que decidió dejar atrás sus días más salvajes para convertirse en un respetable hombre de familia tras dar carpetazo a su etapa como parte de Oasis.

El menor de los hermanos Gallagher volvió a hacer gala de su tolerancia casi milagrosa al alcohol el pasado fin de semana en el marco del Festival de la Isla de Wight, donde según las malas lenguas encargó cincuenta botellas de champán Dom Perignon para 'calentar motores' mientras veía el partido de Inglaterra contra Panamá antes de subirse al escenario.Ahora, uno de sus seguidores se ha interesado a través de las redes sociales por el estado en que amaneció el artista al día siguiente y si se arrepintió de haber pedido tal cantidad de bebida a los organizadores del evento.

Fiel a su sinceridad habitual, Liam ha respondido revelando cuál es su secreto para prevenir dolores de cabeza y demás achaques: un cóctel de pastillas de vitaminas y ginebra."Nah... no tengo resacas si tomo ginebra y beroccas", ha tuiteado.Cabe destacar que este remedio casero al que el músico atribuye sus recuperaciones milagrosas tras una buena noche de fiesta no cuenta con ningún tipo de estudio médico que lo respalde.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes