Liam Gallagher reabre viejas heridas con su hermano Noel

Aunque en un principio la noche de ayer miércoles se presentaba tranquila y exenta de razones para tornarse en polémica pese a la presencia de Liam Gallagher, la ceremonia de entrega de los premios musicales que concede anualmente la revista NME en Londres, en la que el intérprete se disponía a recibir un galardón honorífico conocido como 'Godlike Genius Award' -podría traducirse como 'Premio a la Genialidad casi Divina'-, se acabó convirtiendo en el escenario perfecto para que el exvocalista de Oasis reabriera alguna de las muchas y viejas heridas infligidas, a su modo de ver, por su hermano Noel.

Cierto es que el ahora solista no dudó en exhibir ante los periodistas congregados en el evento lo agradecido que se sentía ante semejante distinción, que reconocía tanto el importante papel que había jugado en Oasis -la banda que les lanzó a ambos al estrellato como símbolos del brit pop- como la calidad artística de sus proyectos en solitario, pero tampoco quiso desaprovechar la oportunidad de hacer pública su decepción ante el hecho de que Noel se hiciera con el mismo título nada menos que cinco años antes.

"Creo que los dos lo teníamos que haber ganado al mismo tiempo, porque los dos trabajamos mucho a la hora de construir todas esas canciones. Soy consciente de que fue él quien las escribió, pero soy yo quien las cantaba, así que la verdad es que todavía tengo esa espina clavada", aseguró a la agencia de noticias BANG Showbiz poco después de subir al escenario de la O2 Academy de Brixton para aceptar la estatuilla.

"Pero bueno, siempre está bien conseguir un premio, ¿no es así?", añadió con un punto de resignación.Al margen de las tradicionales diferencias que han mantenido siempre los hermanos Gallagher y, también, del sinfín de reproches y exabruptos que han intercambiado a lo largo de los últimos años, en el último trimestre de 2017 Liam y Noel volvieron a protagonizar un duro enfrentamiento pero, esta vez, en el plano estrictamente musical, ya que ambos lanzaron casi al mismo tiempo sus discos 'As You Were' y 'Who Built the Moon?', respectivamente, cosechando críticas muy positivas y unas cifras de ventas nada desdeñables.

Hay que recordar que, al menos en esta batalla concreta, Liam se erige de momento como ganador incontestable teniendo en cuenta que su álbum lleva despachadas a día de hoy más de 200.000 copias y que el de su hermano mayor -pese a haber sido alabado con más entusiasmo por los expertos- se encuentra ahora mismo a una considerable distancia con 78.000 unidades vendidas. Estos números deberían servirle al primero, si no para eliminar por completo la espina, al menos para desinfectar la herida que todavía le producen los rencores del pasado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes