Lindsay Lohan enfrenta importante audiencia

LOS ANGELES ( AP). El próximo paso en la vida de Lindsay Lohan está en manos de una jueza.

La actriz debe comparecer el martes en un tribunal de Beverly Hills, California, para una audiencia que terminaría con Lohan en una cárcel o protagonizando su próxima película.

La audiencia es el punto culminante de varios tropiezos de la estrella de 24 años, cuya libertad condicional por un caso de drogas y alcohol de hace tres años se revocó en mayo luego que faltó a una audiencia obligatoria. Lohan enfrenta a una jueza impaciente, cansada de su incapacidad para cumplir los términos de su sentencia o siquiera comparecer a tiempo en los tribunales.

La suerte de Lohan, empero, está lejos de decidirse. La audiencia del martes probablemente incluya declaraciones y evidencia sobre su conducta y progreso con su libertad condicional. La vocera del fiscal de distrito del condado de Los Angeles Sandi Gibbons dijo que un fiscal todavía puede decidir no mandarla a la cárcel.

Si Lohan es sentenciada a prisión, será puesta bajo custodia de inmediato. El tiempo que pase tras las rejas dependerá de su sentencia, dijo el vocero del Departamento del Alguacil del Condado de Los Angeles Steve Whitmore. Los presos que cumplen ofensas no violentas, indicó, suelen cumplir sólo un cuarto de su sentencia, aunque se consideran varios factores.

Lohan pasó 84 minutos en la cárcel en el 2007 tras declararse culpable de dos cargos menores de consumo de cocaína y no refutar dos cargos de manejo con un nivel de alcohol en la sangre superior a 0,08% y uno de manejo imprudente. Su declaración se produjo luego de dos arrestos.

Fue sentenciada a tres años de libertad condicional, pero tuvo que pedir una extensión de un año en octubre por no haber terminado a tiempo sus clases sobre los peligros del alcohol.

La fiscal Danette Meyers le advirtió a Lohan entonces que iría a la cárcel si violaba los términos de su libertad vigilada.

Si la actriz permanece libre, podría prescindir de un brazalete de monitoreo que lleva desde finales de mayo.

La jueza del Tribunal Superior de Los Angeles Marsha Revel revocó la libertad condicional de Lohan en mayo luego que la actriz faltó a una audiencia por estar promoviendo una proyecto cinematográfico en el Festival de Cine de Cannes. Lohan alegó que le robaron su pasaporte, pero Revel le ordenó que use el monitor de alcohol a su regreso. También fijó la audiencia del martes para determinar si Lohan violó su libertad vigilada y hasta qué punto.

Hace unas semanas el monitor emitió un alerta luego que Lohan asistió a los premios MTV al Cine y sus fiestas posteriores. Revel de inmediato duplicó la fianza de la actriz a 200,000 dólares. Los fiscales dijeron que se trató de una violación " relacionada con alcohol", pero el abogado de Lohan, Shawn Chapman Holley, minimizó el incidente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada