Lindsay Lohan quiere proporcionar bebidas energéticas a refugiados sirios

Tras concluir su tempestuoso romance con el empresario ruso Egor Tarabasov, la actriz Lindsay Lohan parece haberse propuesto centrarse en su trabajo humanitario. Con ese objetivo, la intérprete ha unido fuerzas con una compañía alemana para distribuir la bebida energética Mintanine, que también está disponible en el club nocturno que Lindsay acaba de inaugurar en Grecia junto a su actual pareja, en los campos para refugiados.

"Apenas hay agua, comida, o cualquier otro artículo de primera necesidad en realidad, así que en estos momentos cualquier pequeño aporte supone una ayuda. Todo esto es parte de la misión de Lindsay para ayudar a los refugiados", explica una fuente al New York Post.El refresco en cuestión es descrito en su página web como una "limonada azul" que no contiene ningún edulcorante sintético.

"No utilizamos edulcorantes sintéticos, ni cafeína o taurina o aspartamo o inositol, solo guaraná natural", asegura la descripción del producto.

El deseo de la estrella de Hollywood de ayudar a los miles de exiliados sirios que han tenido que huir de su país por culpa de la guerra se intensificó tras el viaje que recientemente hizo a Turquía, en el que tuvo la oportunidad de comprobar las condiciones de vida en los campamentos y relacionarse con los más pequeños, además de ofrecerse para trabajar como voluntaria en un hospital de Estambul.

"Lindsay ha dedicado la mayor parte del tiempo a estar con los niños, conociéndoles a fondo y aprendiendo a través de sus experiencias las consecuencias que está teniendo el conflicto. A Lindsay siempre le ha gustado ayudar a los más pequeños, especialmente aquellos que sufren por culpa de circunstancias que escapan a su control", aseguraba un informante al portal Page Six.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada