Lucía Rivera y Marc Márquez celebran con un tierno beso la última victoria del piloto

La modelo Lucía Rivera Romero, hija del torero Cayetano Rivera y la también maniquí Blanca Romero, ha querido presumir abiertamente en las redes sociales de la última de las ya innumerables victorias que tiene en su haber el piloto de motociclismo Marc Márquez, pentacampeón del mundo de Moto GP y flamante compañero sentimental de la también influencer, tras el triunfo cosechado este fin de semana en el circuito barcelonés de Montmeló.

Además de compartir varias fotos con las que documentar fielmente la felicidad que destilaba su chico en lo alto del podio, o retratar la ilusión que le hacía a su abuelo materno ser testigo directo de semejante proeza, la joven de 20 años no se olvidó de dedicar una romántica felicitación al deportista catalán al tiempo que publicaba una instantánea de los dos a punto de darse un tierno beso en los labios.

"¡Felicidades al mejor! Sigue haciendo tan feliz a los tuyos", reza el bonito mensaje que le dirigió a través de la sección Stories de su perfil de Instagram. En la instantánea que acompaña el texto, Lucía aparece sosteniendo con sus manos las mejillas de Marc mientras este cierra los ojos y se prepara para el momento tan dulce que vivió con su pareja.

Al margen de las menciones habituales a sus respectivos éxitos profesionales, la pareja no suele ofrecer demasiadas explicaciones a medios e internautas sobre los progresos que ha venido realizando en el marco de su historia de amor. En una de las escasas entrevistas en las que se ha animado a abordar un tema tan personal, la joven ya dejaba claro que ninguno de los dos estaba dispuesto a precipitarse pensando en una hipotética boda y que, al menos por ahora, su único objetivo reside en disfrutar al máximo de tan gratificante experiencia amorosa.

"Nos quieren casar ya y todavía nos queda tiempo. Es verdad que vivimos muy rápido y a lo mejor algún día, pero está todo empezando y hay que ir paso a paso", explicaba Lucía a la revista ¡Hola! antes de destacar la "normalidad" que preside estos días su relación sentimental."Es una persona muy normal, que es lo que busco. Ambos nos criamos en un ambiente normal, y cuando lo sigues siendo a los veinte míos y a los veintiséis suyos, pues las cosas fluyen y te das cuenta que funciona, porque yo solo pido una persona normal a mi lado, y Marc lo es", aseguraba.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes