Madonna es abucheada en Río y conoce a Ronaldo

RIO DE JANEIRO (AFP). La cantante pop estadounidense Madonna recibió abucheos en su último show en Río de Janeiro y luego sorprendió la madrugada del martes en una fiesta bailando por horas, además de compartir mesa con el músico y ex ministro Gilberto Gil y el futbolista brasileño Ronaldo.

Madonna Veronica Ciccone, de 50 años, retornó a Brasil tras su última presentación hace 15 años y en su segunda y última presentación en el estadio Maracaná recibió abucheos de parte del público al presentarse la noche del lunes con una hora y media de retraso no justificado.

La irritación inicial de los miles de fans que colmaban el Maracaná y que también sufrieron retrasos en la apertura de los portones del estadio debido a pruebas de sonido, se evaporó luego que la estrella irrumpió en el escenario para iniciar el show con la música de "Candy Shop" y luego disculparse.

Con el correr de los minutos Madonna fue ganándose al público carioca y con su impactante espectáculo fue garantizando la satisfacción general, con climax cuando vistió una camiseta de la selección brasileña en los instantes finales del show, parte de su gira "Sticky & Sweet".

A diferencia del domingo, cuando la fuerte lluvia castigó al público y afectó parcialmente el show --incluso con una caída de espaldas de Madonna al resbalar en el escenario mojado--, el lunes apenas hubo fresco y nubarrones que no empañaron la fiesta de sus fans. Luego del show la 'diva del pop' se dejó caer con parte de su comitiva en la juerga carioca y fue a una fiesta en una discoteca de un lujoso hotel del barrio chic Ipanema (zona sur), donde sorprendió a los presentes con su energía al bailar en la pista incansablemente por casi tres horas hasta bien avanzada la madrugada.

A la fiesta realizada por los organizadores de su tour en Brasil, Madonna departió momentos y mesa con celebridades locales, como el 'Fenómeno' Ronaldo (recién contratado por el Corinthians de Sao Paulo) y el ex ministro de Cultura y celebrado músico popular, Gilberto Gil, y su familia.

La esposa del ex ministro, Flora Gil, aseguró al sitio de internet de la revista de sociales Caras, que "ella dispensó presentaciones. Dijo que ya conocía a Gil, que admira y le gusta su música. El (el músico) quedó muy impresionado con ella...".

Presentadores de la televisión local, modelos y actrices de novelas también estaban en la fiesta.

Madonna viaja ahora a Sao Paulo, capital económica de Brasil, donde jueves, viernes y sábado dará conciertos en el estadio Morumbí.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada