Madonna comparte despertar espiritual con diario israelí

JERUSALEN (AP). Luego de una extensa carrera como cantante, bailarina, actriz y escritora de libros infantiles, Madonna ha sumado un nuevo título a su resumé: corresponsal de un diario israelí.

El principal diario de Israel, Yediot Ahronot, publicó el viernes un artículo firmado por la Chica Material en el que Madonna describe su despertar espiritual al descubrir el misticismo judío, o Cábala, cuando "todas las piezas del rompecabezas comenzaron a caer en su lugar".

Madonna traerá a Israel su gira "Sticky & Sweet" en septiembre, lo que sin duda explica el momento de su debut periodístico aquí. Pero la artista también tiene lazos con Israel y el judaísmo a través del Centro de Cábala con sede en Los Angeles, cuya versión de nueva era de la antigua tradición mística judía se ha popularizado entre miembros de la elite de Hollywood.

La icónica estrella pop de 50 años ha adoptado el nombre hebreo de Esther y realizó peregrinajes privados a Israel en el 2004 y el 2007 junto con otros devotos de la Cábala.

En el artículo, Madonna, quien creció en el seno de una familia católica, dice que escuchó por primera vez sobre Cábala en una cena en Los Angeles, estando embarazada de su hija Lourdes, ahora de 12 años. Había terminado de rodar la película musical "Evita", escribe, pero "aún sentía que algo faltaba en mi vida".

Asistió a su primera clase, con un profesor llamado Eitan, tras años de practicar yoga y leer sobre budismo, taoísmo y los inicios del cristianismo.

"Escuché lo que él tenía que decir y en ese momento supe que mi vida jamás sería la misma", escribe en el artículo, que el diario publicó tanto en hebreo como en su versión original, y aparentemente sin editar, en inglés.

"La vida ya no parecía una serie de acontecimientos aleatorios", escribe Madonna. "También comencé a ver que ser rica y famosa no me iba a proporcionar una realización perdurable y que no era el fin del camino".

El Centro de Cábala ha contado con otros famosos devotos que incluyen a Demi Moore, Ashton Kutcher y Britney Spears. Muchos eruditos judíos ven las enseñanzas de ayutoayuda del centro, su venta de mercancía relacionada con la Cábala y su recibimiento de estrellas pop no judías como una perversión de la antigua tradición mística del judaísmo.

Algunos rabinos estuvieron particularmente indignados por la canción de Madonna "Isaac", sobre el reverenciado rabino cabalista del siglo XVI Isaac Luria, que incluyó en su álbum del 2005 "Confessions on a Dance Floor".

La tradición judía por años ha establecido que la Cábala es tan complicada y tan fácilmente malinterpretada que los estudiantes sólo deberían comenzar a abordarla una vez tengan sólidos conocimientos de las leyes judías y sólo después de los 40 años de edad. Los elementos de la disciplina incluyen el estudio de textos místicos, oraciones y meditación en un intento por acercarse a lo divino.

Las críticas parecen no tener efecto alguno sobre la popularidad de Madonna entre los israelíes. La cantante, que originalmente tenía previsto ofrecer un solo concierto en Tel Aviv, añadió otra fecha más cuyos boletos se agotaron rápidamente.

El último concierto de Madonna en Israel fue en 1993, durante la gira "Girlie Show".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada