Madre de los hijos de Michael Jackson, sufre cáncer de mama

La exmujer del malogrado Michael Jackson y madre de sus tres hijos, Prince (19), Paris (18) y Blanket (14) habría recibido por parte de sus médicos la noticia de que padece cáncer de mama, por lo que ya estaría preparándose para someterse la semana que viene a una intervención quirúrgica con la que deshacerse cuanto antes del tumor que le habría sido detectado hace solo unos días.

Como publica el portal de noticias TMZ -responsable de la filtración-, la joven Paris Jackson no habría sido consciente hasta ahora de los problemas de salud que sufriría su progenitora, teniendo en cuenta que madre e hija cortaron todo tipo de vínculo comunicativo a raíz del intento de suicidio protagonizado por Paris en el verano del año 2013.

Aunque nunca llegaron a conocerse las razones concretas que habrían llevado a Debbie y a Paris a romper la estrecha relación que empezaron a cultivar poco después de la muerte del rey del pop, cuando era frecuente ver a las dos mujeres disfrutando juntas de sus momentos de ocio, en los medios de comunicación han circulado diversas teorías ligadas a la idea de que Debbie habría estado tratando de apartar a su hija de la poderosa influencia de la familia Jackson.

Sean ciertos o no esos rumores, lo cierto es que Paris ha demostrado precisamente en los últimos tiempos lo unida que está a su abuela paterna -Katherine Jackson ha sido hasta ahora su tutora a efectos legales- y lo presente que sigue estando en su día a día la figura de su legendario padre, hasta el punto de llevar a la aspirante a actriz a hacerse dos tatuajes inspirados en su carrera musical y en el amor que ambos se profesaban: uno de ellos recrea en su brazo la mítica portada del álbum 'Dangerous' y el otro le sirvió para grabar en su muñeca la frase 'Reina de mi corazón' que Michael usaba con frecuencia para referirse a ella.

Los diversos episodios de depresión que vivió Paris Jackson tras la muerte del artista se han visto sucedidos de manera más reciente por constantes muestras de optimismo que dejan entrever el buen momento que atraviesa Paris hoy en día, aunque queda por saber cómo habrá reaccionado la joven ante las últimas informaciones sobre el estado de salud de su madre.

"Me encantan los tatuajes porque aprecio el arte y, en el caso de los míos, tienen un importante significado personal. Donde antes tenía cicatrices y otros signos del odio que sentía por mí misma, ahora tengo dibujos adorables, que irradian creatividad, ingenuidad y madurez. Mi pasado siempre formará parte de mi ser, pero creo que la tinta me da la fuerza que necesito para cambiar a mejor, para seguir mejorando", escribía recientemente en su perfil de Instagram.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes