Mara, Stone y Bejo, las nuevas estrellas de la moda en los Oscar

En la alfombra roja de los Oscar del domingo hubo muchos rostros nuevos para la moda, que a pesar de sus poca experiencia en los premios, desfilaron con mucho glamour de Hollywood.

Rooney Mara con un vestido blanco de Givenchy, Emma Stone en un vestido rojo de Giambattista Valli y Jessica Chastain en un Alexander McQueen fueron algunas de las que eligieron modelos un poco más atrevidos a la mayoría de lo que se vio durante la 84ta entrega de los Premios de la Academia en el Hollywood & Highland Center de Los Angeles.

"Lo elegí porque me encantó", dijo Mara sobre el vestido del diseñador Riccardo Tisci hecho a su medida con varios encajes y gasa de seda en capas múltiples.

La franco-argentina Bérénice Bejo, quien estuvo nominada en la categoría de mejor actriz de reparto por "The Artist", eligió un vestido menta pálido lleno de cuentas de diferentes formas de Elie Saab. Su maquillista, Julie Hewett, dijo que crearon a propósito un estilo fresco y sencillo para complementar el vestido porque es de un color poco común.

"Quisimos que fuera muy sencillo y no muy acabado", dijo Hewett, quien trabaja para Dior. "Quería que su piel se viera muy fresca: sin polvos, muy limpia, muy natural".

Hewett dijo que encontró influencias en las alfombras rojas de la década de 1920 y las de los 30 y pensó que eso sería una forma de hacer un guiño a "The Artist".

"El viejo estilo de Hollywood nunca se va, nunca está pasado de moda, pero 'The Artist' hizo que regresara para una generación que no sabía del Hollywood de ese entonces" dijo Hewett. "Así es como queremos que se vean las estrellas".

Missi Pyle, quien también actuó en "The Artist", lució un vestido con un tirante, color verde agua, de la diseñadora venezolana Valentina Delfino.

Otras divas del estilo más famosas dieron un paso más en la moda, incluyendo a Michelle Williams en un Louis Vuitton naranja obscuro, Jennifer López en un Zuhair Murad cubierto de cristales y la española Penélope Cruz con un Armani Prive azul agrisado.

Angelina Jolie le fue fiel a su estilo sencillo y sensual con un vestido negro sin tirantes, abierto de un costado de su falda ámplia.

Gwyneth Paltrow lució muy pulcra y a la moda en un Tom Ford y Stacy Keibler parecía una estatua en un vestido dorado de Marchesa. El vestido verde esmeralda de Viola Davis con un corsé de Vera Wang tenia un poco de cuentas en el busto y una falda de gasa de seda con tableado. Davis combinó sus aretes con el tono de su vestido, lo cual pareció ser una tendencia popular en la noche. Melissa McCarthy hizo lo mismo, combinando su vestido rosa de Marina Rinaldi, que tenía cristales en el cuello y la cintura, con unos aretes con diamantes rosados de 10 quilates de Chopard y un anillo de turmalina rosa.

Rose Byrne en un reluciente Vivienne Westwood, Kristen Wiig en un delicado vestido color champán de J. Mendel y Tina Fey en un vestido púrpura de la venezolana Carolina Herrera también dieron una buena nota en cuanto a su juicio sobre la moda, y quizá a su potencial como actrices. Octavia Spencer siguió su colaboración con Tadashi Shoji, en esta ocasión con un vestido con cuentas cosidas a mano y drapeados en color marfil con mangas al hombro.

Milla Jovovich, quien antes de ser actriz fue modelo, lució un vestido blanco con un solo tirante y corte sirena, con cuentas blancas de Elie Saab. "Quería algo muy sencillo, estructurado, una pieza que tuviera carácter sin sobrepasarse", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada