Mariah Carey y Nick Cannon no son capaces de vender su casa

ETIQUETAS

Aunque la semana pasada salió a la luz que la explosiva Mariah Carey y su marido, el también artista Nick Cannon, habían logrado desprenderse de su lujosa mansión de Bel Air (California) recibiendo por ella unos 10 millones de dólares, la reaparición del inmueble en la cartera de propiedades de un famoso agente inmobiliario de la ciudad sugiere que el matrimonio finalmente no ha podido cerrar un trato que sus allegados ya daban por hecho.

Como publica el portal de noticias TMZ, el potencial comprador que se había interesado por la vivienda, y que se había comprometido a desembolsar tan elevada cantidad, decidió romper el acuerdo en el último momento alegando que el edificio no cumplía con todos los requisitos que él exigía, a pesar de que la imponente casa cuenta con piscina, una pista de baloncesto, un cine y un gimnasio entre otros muchos lujos y comodidades.

Otra de las razones que explican que Mariah y Nick se hayan quedado "petrificados", según fuentes de su círculo cercano, ante el súbito fracaso de sus planes inmobiliarios tiene que ver precisamente con el ámbito puramente económico, ya que las dos estrellas no tuvieron reparo en reducir en 3 millones de dólares el precio de la mansión con el objetivo de que resultara más atractiva para quien iba a convertirse en su nuevo dueño.

Por el momento, la pareja tendrá que esperar un poco más para poder materializar su deseada mudanza a la costa este, concretamente a la ciudad de Nueva York, un movimiento que podría deberse a su intención de alejar a sus hijos, los mellizos Moroccan y Monroe, de la meca del cine y por extensión del competitivo mundo del entretenimiento.

"No quiero que mis hijos aparezcan en televisión, que sean constantemente fotografiados y que se acaben convirtiendo en personajes públicos. Me encantaría que siguieran su propio camino, que fueran científicos, ingenieros o cirujanos. Si les gusta cantar, siempre se pueden apuntar a un coro", reconocía Nick Cannon a la revista Us Weekly.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes