Marido de Naya Rivera le regala un naranjo a su hijo por su cumpleaños

La estrecha complicidad que define el matrimonio de los actores Naya Rivera y Ryan Dorsey ha quedado patente en más de una ocasión, pero ahora que el hijo en común de la pareja, Josey, ha cumplido su primer año de vida, la intérprete latina ha demostrado con más vehemencia que nunca que, a pesar de las dificultades que vivieron en la primera etapa de su romance en 2010, el atractivo artista es sin lugar a dudas el hombre de su vida.

"Ryan es claramente el mejor padre del mundo. Gracias a todos por las felicitaciones", escribió la estrella televisiva en su cuenta de Twitter, compartiendo al mismo tiempo el enlace a la publicación de Instagram con la que Ryan revelaba ante sus seguidores el enternecedor gesto que quiso tener para brindar a su pequeño el mejor regalo de cumpleaños posible.

En lugar de comprarle el típico obsequio que, como él mismo señalaba, probablemente acabe en el olvido en cuestión de semanas, Ryan decidió aportar su granito de arena a la campaña lanzada por la organización benéfica 'National Responsible Fatherhood Clearinghouse' (NRFC) -centrada en ofrecer asistencia a aquellos padres con dificultades económicas o problemas psicológicos- para animar a los padres de todo Estados Unidos a crear vínculos de por vida con sus hijos a través de objetos con un valor más sentimental que material.

Por ello, el marido de Naya Rivera decidió plantar el mismo día del cumpleaños de Josey un naranjo en su jardín al que verá crecer de forma paralela a su retoño, dándole así la posibilidad de tomar al menos una fotografía anual de su hijo junto a un árbol al que se verá ligado el resto de su vida.

"Cuando ya se estaba acercando el día de su primer cumpleaños, todavía no sabía que regalarle a mi pequeño campeón, y llegué a la conclusión de que en vez de regalarle juguetes de los que se aburrirá en pocas semanas y acabará olvidándose de ellos, iba a plantar un naranjo en casa que nos durará para siempre, y que crecerá al mismo tiempo que mi hijo. Ahora, cada año tendremos la oportunidad de tomar una foto que refleje esa evolución conjunta, y tendremos un recuerdo para toda la vida, como nos pide la NRFC para concienciar a otros padres de la necesidad de atesorar cada momento que pasan con sus hijos", escribió Ryan en su perfil al lado de una foto junto a su hijo y el mencionado árbol.

Este tipo de conmovedores detalles sin duda contribuyen a que Naya se sienta cada día más realizada con su faceta de madre, una experiencia vital que, además de reforzar el profundo amor que le une a Ryan, también le ha llevado a descubrir un plano completamente diferente de la felicidad humana.

"Por una parte sigo sintiendo que soy la misma persona de siempre, pero evidentemente ahora también me definen mis nuevas prioridades. Tener a alguien que depende de ti y que se ha convertido en el centro de tu vida es algo maravilloso. La verdad es que ser madre me ha ayudado a conocer un nuevo tipo de felicidad que no está relacionada directamente con tu persona, así como a dar un nuevo sentido a mi vida", explicaba la estrella a la revista VVV.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes