Martin Sheen se pone en contacto con sus hijos por televisión tras ser evacuado de su casa

El actor Martin Sheen y su esposa Janet son solo dos de las muchas celebridades que, al igual que decenas de miles de ciudadanos en la costa oeste de Estados Unidos, han tenido que abandonar rápidamente sus casas ante la inminente llegada de las llamas a los núcleos urbanos más importantes del área metropolitana de Los Ángeles: todo ello como consecuencia de unos graves incendios que se han cobrado ya la vida de 22 personas y continúan extendiéndose con rapidez por todo el estado de California.

En medio del proceso de evacuación de los residentes de Malibú, donde vive la pareja, el también actor Charlie Sheen trató sin éxito de ponerse en contacto con sus progenitores y no dudó en echar mano incluso de las redes sociales para pedir ayuda a la comunidad virtual a la hora de localizar a sus padres y asegurarse de que se encontraban bien.

"No soy capaz de hablar con mis padres, Martin y Janet Sheen. Están en el grupo que ha sido trasladado a la zona de Zuma Beach. Si alguien les ve, por favor que me digan si se encuentran bien y seguros en este escenario tan terrorífico", escribía el intérprete en su perfil de Twitter.Pocas horas más tarde, Martin Sheen hacía acto de presencia ante las cámaras del canal de televisión Fox 11 -emisora local del condado de Los Ángeles- para compartir en primera persona las dramáticas experiencias vividas en el marco de esta tragedia, transmitir la inquietud y el miedo que sigue invadiendo a los vecinos ante la posibilidad de que sus hogares hayan quedado calcinados y, sobre todo, tranquilizar a sus hijos en relación con su estado de salud y el de su esposa.

"Emilio, Ramón, Renee, Charlie, estamos bien, no os preocupéis. Estamos ya en Zuma Beach y es muy probable que esta noche tengamos que dormir en el coche. Pero nos encontramos bien y esperamos que vosotros también lo estéis. Quiero darle las gracias a este buen hombre [el reportero] por darnos la oportunidad de ponernos en contacto", aseguraba el legendario artista, de 78 años, desde el punto de encuentro para los desplazados, antes de expresar su conmoción ante la voracidad de las llamas y el alcance de su poder de destrucción.

"Este es el peor incendio que he visto en toda mi vida. Jamás había visto uno de tanta intensidad, tan potente y capaz de llevarse por delante tantas casas y demás propiedades. El desastre y el caos ocasionados son de una magnitud que nunca había visto antes", explicaba apenado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes