Matt Smith admira a Felipe de Edimburgo por mantenerse siempre fiel a su estilo

Aunque de momento no ha tenido oportunidad de conocer personalmente a Felipe de Edimburgo, nada menos que la persona a la que da vida en la exitosa serie 'The Crown', el actor Matt Smith tiene la sensación de que conoce al marido de Isabel II como si fueran íntimos amigos debido al duro proceso de preparación que se desprende de la tarea de interpretar a un personaje público de semejante envergadura.

Tanto es así, que el artista británico no ha dudado en deshacerse en elogios hacia el longevo consorte echando mano de los muchos conocimientos que atesora al respecto -tras haber estudiado meticulosamente su vida y trayectoria en el ojo público- y, sobre todo, en base a ese carácter tan particular e irreverente que siempre ha definido al padre del futuro rey de Inglaterra."Me encantaría poder conocerle algún día, aunque por ahora nadie me ha dado permiso para hacerlo.

Una de las cosas que más me gustan de él es que siempre ha hecho lo que ha querido, cuando ha querido y donde ha querido. No ha tenido que pedir nunca permiso para nada pese a que su esposa es la reina de Inglaterra", ha explicado sobre la faceta más temperamental e irreverente del duque, quien a pesar de no haberse mordido nunca la lengua a la hora de hacer bromas o de expresar sus polémicos puntos de vista, ha sido calificado por Matt como "todo un enigma".

"La verdad es que es todo un enigma y, las cosas como son, su carisma es demasiado para este mundo", ha bromeado a su paso por el programa de Jimmy Kimmel.Más allá del sinfín de salidas de tono que ha protagonizado en sus más de 60 décadas de servicio público, la mayoría ligadas a desafortunados -pero irónicos- comentarios sobre el atractivo de ciertas mujeres, el origen étnico de las personas a las que saluda o determinadas minusvalías -en una ocasión preguntó a un hombre de avanzada edad si había atropellado a alguien con su vehículo de movilidad-, lo cierto es que, quizá por las razones que enumera Matt, el duque de Edimburgo se las ha arreglado siempre para mantenerse como uno de los miembros de la familia real más queridos por los británicos.

Sin embargo, además de reflejar con la misma precisión que en la primera temporada ese carácter independiente, rebelde e indomable que siempre ha definido a Felipe, la segunda tanda de capítulos de la aclamada producción de Netflix ahondará también en un tema algo más delicado y controvertido sobre el historial del duque: el relativo a los muchos contratiempos que ha vivido su largo matrimonio con Isabel II.

"Mi labor es la de escribir una historia sobre la gente que está en el centro de la vida social británica y que, ante todo, son seres humanos. Pero eso no significa que estemos tratando de forzar polémicas innecesarias, que nadie se imagine algo así. Este matrimonio ha sido un triunfo en todos los sentidos", explicaba recientemente el creador y principal guionista de la serie, Peter Morgan.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes