Melanie Chisholm sufrió depresión durante su etapa en las Spice Girls

La cantante británica Mel C reconoce que la mala alimentación y la falta de sueño afectaron negativamente a su salud mental durante la primera gira mundial del ya extinto grupo.

La simpática artista nunca ha tenido reparos en hablar abiertamente de las ventajas e inconvenientes de haber pertenecido a uno de los quintetos más exitosos de la historia de la música, y si hace unos años sorprendió a la opinión pública al asegurar que sus primeros tiempos en el grupo se caracterizaron por sus profundas inseguridades en relación a su atractivo físico, la conocida como "Spice deportista" desvela ahora que padeció graves trastornos alimenticios y un cuadro de depresión durante la primera gira mundial de la banda: una pesadilla que a punto estuvo de costarle la salud y su carrera artística junto a sus cuatro inseparables compañeras.

" Privarme de los nutrientes necesarios para sobrevivir en una gira tan exigente y dormir muy pocas horas en un período tan largo de tiempo casi me vuelven loca. No tengo recuerdos muy buenos de la primera gira de las Spice Girls, la verdad, porque me llevaron al límite físico y me dejaron psicológicamente exhausta. Tuve una experiencia traumática durante esa gira: el médico me diagnosticó depresión y necesité 18 meses de terapia psicológica y acupuntura para recuperarme. También perdí un montón de peso y me quedé escuálida", reveló Mel C (Melanie Chisholm) a la revista británica Closer.

Quince años después de la dramática vivencia, Mel C se felicita por haber aprendido de sus errores y en la actualidad se dispone a iniciar el proceso de composición de su nuevo disco, un proyecto que pretende materializar el año que viene y que además quiere acompañar de una gira internacional que le deje un mejor sabor de boca que sus primeros espectáculos con las Spice Girls. Para ello, la artista tiene muy presentes las normas alimenticias que debe seguir para asegurar su estabilidad física y emocional durante tan exigente desafío.

" Estoy ya escribiendo algunas ideas que me ayudarán a preparar mi nuevo álbum, y aunque no estoy segura de adónde me llevará esta propuesta, me gustaría volver a pisar los escenarios tan pronto como mis nuevas canciones estén listas. Desde luego, ya no tengo miedo a recaer en los problemas que viví en el pasado, ya que conozco mucho mejor el funcionamiento de mi cuerpo y las rutinas alimenticias que debo seguir para mantenerme en forma. Ya no sucumbo a la comida basura ni a dietas destructivas", añadió la extrovertida intérprete, quien parece haber superado completamente su reciente ruptura con Thomas Starr, su compañero sentimental en los últimos 10 años y padre de su hija Scarlett.

"Me encanta estar soltera, ya que ahora tengo libertad total para dedicarme a lo que quiera. Siento que he comenzado una nueva era en mi vida que me da la oportunidad de reinventarme y abrazar nuevos retos", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes