Michael Bolton niega haberse quedado dormido durante su última entrevista televisiva

La entrevista que el cantante Michael Bolton ofreció este martes al programa australiano 'The Morning Show' para promocionar 'A Symphony of Hits', el álbum de grandes éxitos con el que ha conmemorado sus cincuenta años de carrera, ha recibido mucha más atención de la que hubiera podido imaginar en un primer momento, pero por motivos que nada tienen que ver con su música.

La conversación que estaba prevista que mantuviera con los presentadores del espacio televisivo, Larry Emdur y Kylie Gillies, se debía desarrollar a través de una videoconferencia que no empezó precisamente con buen pie debido a ciertas dificultades con el sonido, que provocaron que el artista no escuchara el aviso cuando dieron paso a su intervención.

Tras hacer la introducción oportuna e iniciar la conexión en directo, el intérprete apareció en pantalla, pero saltaba a la vista que no había escuchado ni una palabra de lo que se había dicho en el plató. En su lugar, él había adoptado una postura relajada, con los ojos entrecerrados y en silencio, mientras en Australia los presentadores no sabían qué hacer y trataban de salvar la situación bromeando con que en Florida -donde se encontraba Bolton- podía ser ya la hora de los cócteles.

En un momento dado él pareció espabilarse y abrir los ojos, pero solo le dio tiempo a decir: "No se oye nada" antes de continuar aparentemente con su breve siesta. El programa decidió interrumpir entonces la retransmisión, que retomaron minutos después sin dificultades y ya con el artista completamente alerta.En vista del revuelo que estaba generando su aparición televisiva, que ha dado pie a un sinfín de titulares especulando acerca de las razones por las que podría haberse dormido, Michael ha recurrido a sus redes sociales para aclarar que no se había quedado traspuesto, sino que simplemente estaba tuiteando con su teléfono móvil y por eso mantenía la mirada baja, dando la impresión de que tenía los ojos cerrados.

"Firmé mi primer contrato discográfico cuando tenía 15 años y no he dormido desde entonces", ha bromeado en su cuenta de Instagram. "Pero ahora en serio, hubo algunos problemas técnicos con la conexión en directo y me sorprendieron tuiteando. Pero tuvimos una entrevista maravillosa una vez se solucionó el problema", ha aclarado, añadiendo el hashtag favorito del presidente estadounidense Donald Trump, #Fake News (noticias falsas), para aclarar que las informaciones que se han venido publicando sobre su 'cabezadita' no eran ciertas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes