Michelle Obama es todo un éxito en París

PARIS (AP). Michelle Obama, considerada por los especialistas franceses en moda la primera dama estadounidense mejor vestida desde Jackie Kennedy, consolidó su prestigio durante su viaje a París, con clásicos de diseñadores estadounidenses.

Sin embargo, la mujer que puso a minoristas sin pretensiones como J. Crew en el mapa de la moda también reveló una debilidad por la alta costura francesa, al llevar a sus hijas de compras a la exclusiva tienda para niños Bonpoint.

La visita de la señora Obama a la Ciudad Luz fue promovida como una revancha del "duelo de fascinación" frente a la glamorosa primera dama francesa, la supermodelo y cantante Carla Bruni-Sarkozy.

Las dos aparecieron juntas frente a las cámaras durante la conmemoración del Día D en Normandía, ambas con vestidos notablemente similares, de color blanco cremoso y largo hasta la rodilla, con cinturones contrastantes y zapatos de aguja de tres centímetros y medio.

Los tacones altos fueron una novedad en el vestuario reciente de Bruni-Sarkozy, una italiana piernilarga de 1,75 metros de estatura que desde su casamiento con el presidente francés Nicolas Sarkozy, de baja estatura, prefiere aparecer en público con zapatos sin tacón.

El vestido de Bruni-Sarkozy llevaba la firma de Christian Dior, su preferido. El de la señora Obama era de Narciso Rodríguez, uno de los varios diseñadores estadounidenses que prefiere.

El semanario francés de modas Elle dijo que parecían "mellizas" y elogió su aire "sofisticado, femenino" parecido al tipo de la década de 1950 como "Un éxito: ¡Queremos más!"

El domingo, la primera dama y sus hijas Malia, de 10 años, y Sasha, de siete, fueron de compras a Bonpoint, una tienda de ropa para niños preferida por los parisinos ricos y celebridades como Sofia Coppola.

Bonpoint, en el barrio de clase alta Saint Germain des Pres, estaba cerrado por inventario el lunes y ningún empleado de la tienda quiso revelar qué habían comprado. La marca, conocida por suéteres de cachemira y vestidos color pastel, es algo muy distinto de CrewCuts, la línea infantil de J. Crew, que las niñas vistieron durante la ceremonia de juramentación de su padre.

La señora Obama y las niñas se encontraron con el presidente en París, la última escala de su gira de seis días por el Medio Oriente y Europa. Obama regresó a Washington el domingo, mientras su esposa e hijas siguieron disfrutando el lunes de la capital francesa.

Aparte de las conmemoraciones del Día D, la visita de la señora Obama a París fue privada, cerrada a la prensa. Los fotógrafos y camarógrafos pudieron tomar algunas imágenes de las tres en los monumentos imprescindibles de París como la Torre Eiffel, el museo de Louvre, el Centro Pompidou y la catedral de Notre Dame.

También fueron agasajadas con un almuerzo en el Palacio del Eliseo por los Sarkozy, en algo que pareció un anticipo del cumpleaños de Sasha el próximo miércoles.

No se aclaró cómo vistieron las señoras Obama y Bruni-Sarkozy para el almuerzo, de manera que los observadores de la moda tendrán que aguardar el tercer asalto del enfrentamiento entre las dos.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada