Mick Jagger es el 'héroe' de Steven Tyler

Allá por 1970, cuando los Rolling Stones -encabezados por el irreverente Mick Jagger- ya triunfaban en las listas de éxitos del Reino Unido, un joven de Nueva York llamado Steven Tyler creaba junto un grupo de amigos una nueva banda a la que decidieron llamar Aerosmith y que con los años se convertiría en un referente del rock.

A lo largo de las décadas, la prensa quiso ver entre ambas formaciones una fuerte rivalidad representada sobre todo por sus líderes, pero pocos podían imaginarse que en realidad el artista estadounidense sentía una profunda admiración que era incapaz de expresar con palabras hacia la estrella de la música británica, a quien a día de hoy aún ve como a un auténtico "héroe".

"Era mi héroe, jod**. Durante un periodo de seis o siete años, me daba miedo decírselo a los reporteros así que siempre solía decir: 'No, no lo es'. Pero después, finalmente salí del armario y dije: '¡Claro que lo es, maldita sea!'. A día de hoy, en este preciso minuto, en este preciso segundo, Mick Jagger sigue siendo mi héroe", asegura Steven Tyler en una entrevista para la primera edición de la revista Planet Rock.

La actitud del líder de Aerosmith hacia Jagger no dista demasiado de la de muchas de sus admiradoras más entregadas, hasta el punto de tomarse como una afrenta personal que el vocalista de los Rolling se deshiciera de su famosa melena. "Todavía estoy enfadado con él por cortarse el pelo y pienso decírselo cuando le vea", advierte.Lo cierto es que las similitudes entre ambos cantantes siguen siendo innegables a día de hoy tanto en lo profesional como en lo personal.

Ambos son dos viejas glorias del rock 'n' roll todavía en activo, con una energía aparentemente inagotable que siguen desplegando por los escenarios de medio mundo durante sus giras, lo que no les impide ejercer de cabeza de sus familias numerosas: Mick tiene 8 hijos -el más pequeño de 5 meses- y 3 nietos, mientras que Steven tiene 4 y 4 respectivamente.

Su buena química y longeva amistad explica, por ejemplo, que el intérprete de 'I Don't Want to Miss a Thing' no se molestara cuando en 2012 Mick se disfrazó de él para imitarle en un 'sketch' cómico del mítico programa Saturday Night Live, al que el propio Steven dio su beneplácito."Estuvo bien, fue divertido", aseguraba en aquel momento.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes