Miguel Bosé y Nacho Palau reúnen a sus hijos para pasar el verano juntos

Ocho meses después de que saliera a la luz que Nacho Palau había interpuesto una demanda contra quien fuera su compañero sentimental durante las dos últimas décadas, Miguel Bosé, para proteger, según se desprendía del comunicado que emitió su despacho de abogados, sus intereses y "fundamentalmente" los de los cuatro hijos que tienen en común -Diego, Tadeo, Ivo y Telmo-, los menores se habrían vuelto a reunir en España gracias al acuerdo al que habrían llegado sus progenitores para firmar una breve tregua en el marco de su espinosa batalla legal.

Hay que recordar que los pequeños Diego y Tadeo residen actualmente en México con el cantante mientras que Ivo y Telmo hacen lo propio con el escultor en su vivienda de Valencia: una separación forzosa que explicaría, entre otras cosas, la decisión que tomó Palau de recurrir a la justicia.

Ha sido el diario El País el que ha dado a conocer este jueves la noticia sobre el reencuentro de los cuatro hermanos, quienes crecieron juntos y tendrán ahora la oportunidad de pasar juntos todo el período estival. Se desconoce, sin embargo, cómo se repartirán los artistas la necesaria tutela de esos encuentros a cuenta de las desavenencias tan profundas que existen entre Bosé y Palau.

El último de estos choques se produjo hace escasas semanas cuando el astro de la música se presentó en un acto público en México acompañado de Diego y Tadeo, quienes vestían sendos trajes con faldas para emular el atuendo que se había enfundado su padre.

La repercusión pública que tuvo este gesto no sentó nada bien a Nacho Palau, como dejaron patente fuentes de su entorno, y menos aún en un momento en el que ambos batallan con dureza por la custodia principal de los cuatro niños y, sobre todo, por los aspectos económicos que determinarán ese arreglo futuro.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes