Miley Cyrus lleva tres semanas sin fumar marihuana

La cantante Miley Cyrus lleva años siendo una usuaria asidua y confesa de la marihuana, hasta el punto de fumarla en directo en los European Music Awards en Ámsterdam en 2013 aprovechando que es legal en Holanda, pero con el lanzamiento de su nuevo álbum a la vuelta de la esquina, la intérprete de 'Wrecking Ball' ha decidido afrontar esta nueva etapa sobria y sin drogas de por medio.

"Odio cuando la gente no se puede adaptar. Antes solía resistirme al cambio. Pero llevo sin fumar marihuana tres semanas, que es el mayor periodo de tiempo que he estado sin fumar. No estoy tomando drogas, no estoy bebiendo, ¡ahora mismo estoy completamente limpia! Era algo que quería hacer. Es muy fácil. Si quiero algo, es muy sencillo para mí conseguirlo. Pero si alguien me hubiese dicho que no puedo fumar, no lo habría hecho. La clave es que se ha tratado de mi decisión", se ha sincerado en una entrevista al nuevo número de Billboard.

Miley afronta esta nueva etapa, además de con todos los sentidos alerta, con una concepción muy diferente de la vida y alejada de los escándalos que provocó con su cambio de imagen y su tendencia a desnudarse hace ya cuatro años, cuando se desligó completamente de su imagen de estrella juvenil.

"Sé exactamente dónde estoy ahora mismo. Sé lo que quiero que sea este álbum. Y no en el sentido de la manipulación, de querer algo de mis fans o del público, en plan: '¿Cómo puedo llamar la atención?'. Nunca he pensado en eso. Tío, me quedé en shock cuando vi cómo se tomó la gente lo del twerking vestida de osito de peluche [en su actuación en los MTV Video Music Awards en 2013 junto a Robin Thicke]. Ahora estamos en una época completamente diferente, no creo que nadie se sorprendiese tanto hoy como en aquel momento", ha recordado sobre la actuación viral que le hizo pasar de ser una inocente chica Disney a una de las nuevas reinas de la provocación.

La que fuera Hannah Montana también ha querido hablar de la nueva estrella de la familia Cyrus, la joven Noah, para ejemplificar que existe un cambio de mentalidad en las nuevas generaciones, dando a entender que muchas de las controversias a las que ella se ha tenido que enfrentar a lo largo de su carrera ya no tendrían cabida en la industria musical actual.

"Estaba hablando de esto el otro día con mi hermana Noah, que tiene 17 años y está componiendo música ahora mismo. Básicamente fue criada en Los Ángeles. No conoce nada diferente de ese ambiente. Ni siquiera es consciente de lo abierta de mente que es, porque es la única mentalidad que conoce. Me parece alucinante que la gente me criticase por tener bailarines negros. Se convirtió en algo serio, la gente empezó a decir que me estaba apropiando de la cultura negra", ha respondido en la misma conversación, defendiendo de este modo su comportamiento en los últimos años.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes