Miss California hispana demanda al certamen

LOS ANGELES (AP). La ganadora hispana de Miss California USA, a quien le quitaron la corona unos días después, demandó al certamen de belleza por medio millón de dólares argumentando manipulación y prejuicios raciales.

El director del concurso rechazó las acusaciones diciendo que en los últimos años las ganadoras han sido de diversas razas.

Christina Silva, de 24 años, fue coronada Miss California USA el 25 de noviembre. Tres días después el director ejecutivo del certamen, Keith Lewis, le dijo que "ha habido un error y tú no eres la ganadora", según la demanda presentada en un Tribunal Superior.

Raquel Beezley, de 21 años, fue entonces coronada.

Silva es de origen ecuatoriano y mexicano. La querella alega que Lewis se sintió "incómodo con el hecho de que la señorita Silva hablaba español con ciertos proveedores; sintió que eso le restaría calibre al concurso y que algunas de las 'chicas típicas estadounidenses' decidirían no competir al año siguiente".

Entre otras cosas Silva acusa a Lewis, el concurso, su productora K2 Productions y la Organización Miss Universo de fraude, negligencia, incumplimiento de contrato y de haberle ocasionado aflicción emocional intencionalmente.

Lewis dijo a la AP que las acusaciones de prejuicio racial eran infundadas.

"He tenido tres ganadoras desde que soy director y dos fueron negras. Dos de cuatro en la historia del concurso estatal", aseveró.

"Y la actual Miss California USA es 25 por ciento filipina", añadió en referencia a Beezley. "Creo que mi historial habla por mí".

La vocera de Miss Universo Lark-Marie Anton se negó a comentar el caso.

La demandante busca 500.000 dólares en daños por humillación pública y pérdida de premios.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada